Después de una mastectomía la reconstrucción mamaria es lo más recomendable, ya que permite a las pacientes recuperar un seno parecido al que tenían antes, pero este procedimiento no es sencillo, es muy doloroso y desagradable en general.  Existe una solución que la tecnología proporciona a este campo de la tecnología.

La reconstrucción mamaria requiere de varias inyecciones de suero fisiológico o gel para simular una prótesis, dándole forma al tejido  y en algunas ocasiones, es necesario realizar una pequeña intervención en el otro seno para mantener la simetría. Como ya decíamos, no es un tema sencillo.

Airxpanders ha desarrollado el Aeroform un implante que ayuda a expandir el tejido mamario, mediante la administración de pequeñas cantidades de Dióxido de carbono (CO2), eliminado así la necesidad de mas inyecciones y permitiéndole a las mujeres controlar su ritmo de expansión utilizando un mando remoto.

Entre sus ventajas a destacar es que ya no habrá mas agujas, mejorando el estrés pos-operatorio y los resultados estéticos, reduciendo el dolor, los tiempos de recuperación, los riesgos de infección y costos globales.

Así mismo es difícil evitar la posibilidad obvia de que esta tecnología algún día pueda llegar a la oficina del cirujano plástico estético y muy pronto las mujeres sean capaces de ajustar el tamaño de su copa con un simple botón.

El cáncer de mama es una de las principales causas de muerte en todo el mundo y en México representa un importante problema de salud pública ya que a partir del 2006 es la segunda causa de muerte en mujeres de 30 a 54 años de edad.

Enlaces Patrocinados
Comentarios