El futuro podría estar más cerca de lo que pensamos…un momento, según Marty McFly y el Doc, éste es el futuro. Bueno, no importa, según todas las películas de hace algunas décadas, los años en lo que vivimos actualmente son el futuro.

La consultora de tecnología y crecimiento Frost & Sullivan, ha presentado un informe en el cual revela que hay ciertos aspectos en la industria de los automóviles que podrían cambiar en unos cuantos años, y no, no estamos hablando de coches voladores o viajes en la línea de tiempo.

Esta consultora augura que los automóviles podrían integrar funciones biométricas para el año 2025, es decir en aproximadamente 7 u 8 años. Esto no suena del todo descabellado si tenemos en cuenta que actualmente ya estamos viendo el surgimiento de los coches que se conducen de forma autónoma.

Estas nuevas funciones dentro de las autos serían diseñadas con el fin de buscar las seguridad y el bienestar de los usuarios y las conductores en general, así como para mejorar la experiencia de las personas que los utilizan día a día.

Algunas de los funcionalidades que estos sistemas podrán reconocer serían, huellas dactilares – las cuales, como sabemos son únicas e irrepetibles en cada ser humano – reconocimiento del iris, de voz e inclusive de gestos faciales. También podrían reconocer si estás cansado, si se te ha pasado la mano con la cantidad de alcohol que has ingerido o si te encuentras estresado.

A decir verdad este tipo de características serían de gran utilidad en los coches ya que sin lugar a dudas podrían salvar un montón de vidas, además de que los accidentes de tránsito se reducirían considerablemente, así como los embotellamientos en las grandes ciudades.

Referencia: NFCWorld

Enlaces Patrocinados
Comentarios