time-tunnel

Dos astrofísicos de la Universidad Tecnológica de Michigan están usando Twitter para buscar viajeros en el tiempo. Aunque aparentemente parece un absurdo pues la humanidad no tiene idea de cómo viajar en el tiempo, por ejemplo al pasado, e incluso, quién sabe si siquiera la idea tenga sentido, el profesor Robert Nemeroff y su estudiante de doctorado Teresa Wilson,  han iniciado esta investigación a través de Twitter.

De acuerdo a los científicos, viajar al futuro lo hacemos constantemente. Cuando viajamos a altas velocidades, nos movemos en el tiempo fracciones del mismo, como pueden demostrar los relojes atómicos y las ecuaciones de Einstein. Sin embargo, la propuesta de viajar al pasado no parece considerarse igual de obvia. Y aunque no hay una prohibición de la física en este sentido, nadie sabe cómo podría hacerse un viaje al pasado.

Ya ha habido una tradición (corta) de intentos de contactar personas que han llegado al presente desde el futuro. En el 2005 un estudiante graduado del MIT promovió  una convención para los viajeros del tiempo. A pesar de la publicidad de la misma, no se presentó ningún viajero del tiempo. En el 2012, Stephen Hawkings hizo una fiesta para los viajeros del tiempo pero nadie se presentó a la misma.

Evidentemente una de las maneras de demostrar que alguien es un viajero del tiempo (del futuro al pasado),  es su conocimiento de algo que no sabemos que ha ocurrido aún. Éste fue el concepto que inspiró a Nemeroff y a Wilson para buscar vía Internet a estos viajeros. Por ejemplo, un mensaje del 2006 hablaba del “presidente Obama”, aunque ya era en ese entonces un potencial candidato a la presidencia norteamericana.

Aparentemente solamente un par de eventos pueden ser identificados de manera única por un par de palabras. Tales eventos deben sorprender por la extensión de las palabras que describen lo que antes nunca se había combinado. Esto llevó a hallar las palabras “comet ISON”, el cual se descubrió el 21 de septiembre del 2012 y “Pope Francis”, que apareció el 16 de marzo del 2013.

Antes nadie había llamado a un cometa ISON y ningún Papa se había llamado Francisco. Ambas frases eran únicas en ese sentido. Incluso, si dichas frases hubiesen aparecido en algún contexto “there may someday be a Pope Francis”, sería fácil de eliminar como frase candidata para haber sido escrita por alguien que viniese del futuro.

El problema es que los buscadores tienen dificultades para hallar resultados dentro de un margen temporal. Después de estudiar las capacidades de un número de motores de búsqueda y de las redes sociales, los intrépidos investigadores eligieron Twitter para hacer sus búsquedas. Los resultados fueron nulos. No hay evidencia de viajeros en el tiempo en un billón de mensajes

La idea del profesor Nemeroff parece tonta y quizás candidata a un premio igNoble, que se da a las más absurdas investigaciones. Sin embargo, el intento parece razonable. Una opción –que no se puede descartar– es que los viajeros del tiempo no usen Twitter.

El siguiente video demuestra (supuestamente), que en una película de Chaplin aparece un viajero del tiempo, que habla por celular. ¿Usted qué piensa?

Referencias:

Arvix.org

Enlaces Patrocinados
Te puede interesar
Comentarios