VIH

Investigadores del Centers for Disease Control (CDC) y el Centro de Investigación de sida de la Universidad Rockefeller han demostrado el efecto protector del fármaco GSK744, de la multinacional farmacéutica GlaxoSmithKline (GSK), frente a la infección vaginal por VIH, la vía más común de transmisión del virus.

Con 35 millones de personas en el mundo infectadas por el virus, el medicamento que protege frente al virus con una inyección cada tres meses, podría ayudar a detener la propagación de esta epidemia, refieren los investigadores.

El GSK744 también conocido como Cabotegravir es un inhibidor de la integrasa del VIH muy potente que actúa bloqueando la integración del virus en la célula. Es análogo del dolutegravir, un fármaco aprobado por la FDA (Agencia de Alimentos y Medicamentos), para el tratamiento del VIH, que está prescrito para su administración por vía oral o como inyección. La formulación en la inyección es de acción prolongada y consiste en nanocristales de droga disueltas en líquido, lo que se denomina nanosuspensión.

Una de las estrategias para la lucha contra el SIDA en la actualidad es la conocida como profilaxis preexposición (PrEP), en la que se enmarca por ejemplo el fármaco Truvada, de los laboratorios Gilead Sciences. Este medicamento, aprobado en 2012, se administra en forma de una pastilla diaria que también inhibe la retrotranscriptasa del virus y sirve para prevenir la infección por el VIH en personas de alto riesgo.

En el estudio realizado por la CDC, los investigadores dieron a seis monas una inyección mensual de GSK744. Luego, dos veces por semana, a las hembras se les introducía en la vagina un líquido con el virus de la inmunodeficiencia humana en simios, para simular relaciones sexuales con un macho infectado. Ninguna de las monas tratadas con GSK744 se infectó, pero seis de un grupo de control tratados con placebo lo hicieron velozmente.

Los investigadores del segundo estudio de la Universidad Rockefeller, probaron la misma droga en 15 monos, pero esta vez exponiéndolos al riesgo de infección anal. Los resultados fueron similares: ningún animal tratado se infectó, pero todos los que recibieron un placebo sí lo hicieron.

Respecto a cuándo podría llegar el medicamento a humanos, Gerardo García Lerma, quien dirige la división de Resistencia de Medicamentos frente al VIH del CDC y responsable de la investigación comento que en estos momentos, “hay dos ensayos en fase dos en marcha en los que se investiga la seguridad y tolerancia del GSK744. Esperamos los resultados definitivos estos ensayos en dos años. Si son positivos, el siguiente paso sería realizar los estudios de fase tres (con voluntarios humanos) para posteriormente comercializarlo”.

Referencia: Science Translational Medicine

Enlaces Patrocinados
Comentarios