Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Charles Thacker, uno de los diseñadores de hardware de Xerox Alto, murió a los 74 años de edad. Una computadora de su diseño, The Alto, que se mostró por vez primera en 1973 pero que nunca fue un éxito comercial, se convirtió en una máquina de gran influencia. Muy por encima de su tiempo, tenía un sistema con ventanas que podían cambiar de tamaño como parte de su interfaz gráfica además de un ratón, Ethernet, y otras numerosas tecnologías que no se convirtieron en estándar hasta muchos años después.

Thacker nació en 1943, en Pasadena, California. Fue al Instituto de Tecnología de California pero más tarde se pasó a la Universidad de California, Berkeley, en 1967. Entonces abandonó su carrera de física para meterse de lleno en el diseño del hardware de computadoras, donde se unió al proyecto Genie, un grupo de cómputo de mucha influencia en ese momento. Al final de dicha década, muchos de sus miembros, incluyendo el propio Thacker, se convirtieron en el núcleo del grupo de investigación de cómputo del Palo Alto Research Center (PARC), en donde se desarrolló The Alto.

En 2010, Thacker fue entrevistado y dijo:

“Sabemos que The Alto fue una máquina revolucionaria. La construimos con la primer memoria dinámica semiconductora RAM, Intel 1103, que fue la primera memoria que se podía comprar por menos de un décimo de centavo por bit. Como resultado, pudimos construir una pantalla que era cualitativamente mejor que todo lo que había en ese tiempo.

Teníamos terminales generadoras de caracteres y algunas eran estupendas, pero estaban limitadas de muchas maneras, por lo que The Alto tenía la propiedad de que todo lo que podía representarse en papel podía ponerse en la pantalla.Nosotros sabíamos que esto sería un éxito”.

A la edad de 24 años, Steve Jobs visitó PARC y vio la primera The Alto, en 1979. Ese episodio -se ha dicho siempre- fue la inspiración para la salida eventual de la Macintosh 5 años después. Michal Hiltzik, un periodista que escribió todo un libro sobre Xerox PARC que tituló “Distribuidores de relámpagos” dijo que Thacker había sido el diseñador clave en todo el desarrollo.

Hiltzik comenta:

“Era un tipo esencial de hardware cuando diseñar esto era el aspecto clave de la tarea. Era un maestro diseñando tableros lógicos cuando esto era lo fundamental de la computadora. Esto fue antes de la revolución del silicio. Él hizo todo esto y construyó un par de computadoras incluso antes que The Alto”.

Para 1997 Thacker se unió a Microsoft para ayudar a establecer el laboratorio de la compañía en Cambridge, Reino Unido. Dos años después fue el diseñador del hardware de la Tablet PC de Microsoft, la cual fue concebida por su colega Alan Kay durante principios de los años 70.

En el 2009, Thacker recibió el Premio Turing de la ACM y de acuerdo a Thomas Haigh, un historiador de la computación y profesor de la Universidad de Wisconsin, Milwaukee, “es muy raro que para un constructor de sistemas -al contrario de un teórico o un académico- reciba este honor”.

Haigh también comentó:

“The Alto es el ancestro directo de la computadora personal de hoy. Proveyó el modelo de la interfaz gráfica (GUI), Windows, pantalla de alta resolución, Ethernet, ratón, etcétera, cosa que fue moviendo a la industria del cómputo por los siguientes quince años. Por supuesto otros, como Alan Kay y Butler Lampson, que trabajaron por años en la parte de software de la plataforma, también merecen el crédito pero sin la creación de Thacker, nada del trabajo posterior hubiese simplemente existido”.

Por su parte, Thacker, en una entrevista del 2010, dio un consejo sencillo a los científicos jóvenes de la computación:

“Traten de abarcar más, aprender más matemáticas, aprender más física”.

Referencias: Ars Technica 

Desde la Red…
Comentarios