Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

El diseñador francés Pierre Stephane Dumas ha creado una serie de “habitats” portátiles transparentes, los cuales ofrecen un espacio tranquilo para reflexionar, relajarse y admirar el entorno. La creación consiste en gigantescas burbujas transparentes para habitar temporalmente y que tenga el menor impacto posible en el medio ambiente, mientras que se encuentra uno con la impresión de estar muy cerca de la naturaleza. Las burbujas incluyen la BubbleTree, la CrystalBubble, la BubbleLodge y el BubbleRoom, las cuales fueron diseñadas para pasar una noche, sin molestar el medio ambiente alrededor.

Dice Dumas: “Diseñé estas habitaciones excéntricas con la meta de ofrecer una experiencia inusual bajo las estrellas, manteniendo el comfort de una recámara moderna”. Y agrega: “Los habitáculos Bubble son un lugar catalizador, un lugar aparte en donde se puede descansar, respirar y relajarse“.

Adicionalmente, el diseño único y la geometría de las burbuja crea un efecto acústico silencioso: “Los sonidos que vienen del exterior se reducen y los sonidos del interior hacen eco en las paredes de la esfera. Este eco hace que la gente hable casi susurrando dando un sentimiento de tranquilidad que sugiere incluso tener una siesta“.

La instalación de las burbujas se reporta como rápido y fácil. Tiene, entre sus características, un sistema de renovación de aire. La burbuja mantiene su forma esférica mediante un a turbina que lanza aire constantemente y crea una suave presión contra las paredes. Esta presión del aire evita los problemas del empañamiento y proveé un flujo de aire fresco constante al interior de la burbuja.

Las CriystalBubble y el BubbleRoom pueden acomodar una cama tamaño king, y tiene espacio para el equipaje personal (con llave). Las burbujas miden 4 metros en diámetro y están hechas de plástico reforzado, antifuego y con una protección ultravioleta. Cada burbuja viene con un piso de madera (seprable en 9 o 10 partes), la pequeña turbina portátil, una cubierta protectora y una bolsa para transportarla (¿de qué tamaño será esa bolsa?, me pregunto).

Sin embargo hay un pero: no son baratas. Los precios empiezan en 7766 euros (unos 10,987 dólares). Si quiere saber más de esto, he aquí la página del inventor.

Fuente: GizMag

Participa en nuestra encuesta:
Desde la Red…
Comentarios