Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

marte

La colonización en Marte ha sido un tema latente en los últimos años. La NASA y varias compañías privadas están desarrollando proyectos para conquistar al planeta. Sin embargo, se conoce poco respecto a los efectos que podría ocasionar un viaje de este tipo en los seres humanos.

Es por ello que el Departamento de Oncología Radioactiva de la Escuela de Medicina de la Universidad de California en Irvine realizó un experimento en roedores que demostró que altas dosis de radiación de partículas provenientes del espacio durante el trayecto, ocasionarían graves problemas en la salud mental de los astronautas.

Los ratones estuvieron expuestos por largos periodos de tiempo a radiación cósmica y, después de 6 meses presentaron daños cerebrales. Charles Limoli, coordinador del experimento, mencionó que los astronautas que viajen a Marte sufrirían alteraciones cognitivas como pérdida de memoria, demencia crónica, disminución del rendimiento, paranoia y depresión.

Todos esos problemas los afectarían por el resto de sus vidas, no sólo durante el viaje. Incluso es muy probable que al regresar, ni siquiera lo recuerden.

Otro efecto grave causado por las partículas radioactivas es la supresión de recuerdos estresantes y desagradables, provocando ansiedad constante. Según el estudio, una estancia prolongada en Marte equivale a 33 mil radiografías en todo el cuerpo.

Limoli aseguró que el tiempo necesario para una misión a Marte es suficiente para que tales afectaciones se desarrollen, a diferencia de las personas que trabajan durante largos periodos en la Estación Espacial Internacional, quienes no se enfrentan al mismo nivel de bombardeo con rayos cósmicos porque todavía están en la magnetosfera que protege a la Tierra.

Dicho experimento forma parte del Programa de Investigación en Seres Humanos de la NASA y se caracteriza por buscar de qué manera la radiación espacial podría perjudicar a los astronautas. De igual manera, se están realizando trabajos para saber más acerca de alimentos que podrían ser considerados para la conquista del planeta rojo.

Según Limoli, están explorando soluciones parciales para este problema. Por ejemplo, la nave podría ser diseñada con áreas de mayor blindaje evitando que las partículas cargadas de alta energía atraviesen, aunque no completamente. El equipo de investigación también está trabajando en estrategias farmacológicas que implican compuestos que protegen la neurotransmisión.

Es fundamental que la NASA y las compañías privadas que estén intentando viajar a Marte hagan previas investigaciones, ya que una mayor exploración humana en el espacio podría resultar ser algo crítico; por lo tanto, deben tener en cuenta esos riesgos si tienen misiones de tal índole.

Referencias: Nature

Desde la Red…
Comentarios