Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

La idea de un dispositivo simple, barato y ampliamente disponible que podría incrementar la función cerebral suena demasiado bueno para ser verdad. Sin embargo neurocientíficos de la Universidad de Oxford dieron a conocer resultados prometedores en el laboratorio con técnicas de estimulación cerebral, aunque todavía muy preliminares, ya los han llevado a hacer equipo con los especialistas en ética para examinar las cuestiones de la nueva tecnología.

La investigación reciente ha demostrado que un tipo de estimulación cerebral, en particular, llamada estimulación transcraneal de corriente continua o ETCD, se puede utilizar para mejorar el lenguaje y las habilidades matemáticas, memoria, resolución de problemas, atención, incluso movimiento.

Fundamentalmente, esto ayudaría a restaurar la función en las personas con habilidades dañadas, pero también se podría utilizar para mejorar las capacidades de las personas sanas. De hecho, la mayor parte de la investigación hasta ahora ha sido llevada a cabo en adultos sanos. La ETCD utiliza electrodos colocados en el exterior de la cabeza para pasar pequeñas corrientes de 1.2 mA en todas las regiones del cerebro durante 20 minutos o menos. Se cree que esto mejora la fabricación y el fortalecimiento de las conexiones implicadas en el aprendizaje y la memoria.

La técnica es indolora, todos los indicios por el momento son que es seguro, y los efectos pueden durar en el largo plazo.

El doctor Roi Cohen Kadosh, quien ha realizado estudios de estimulación cerebral en el Departamento de Psicología Experimental, tiene una visión de cómo ETCD se podría utilizar en el futuro: “Puedo ver un momento en que la gente se conecte a un dispositivo simple como un iPad de modo que su cerebro se estimule  y pueda aprender francés o tocar el piano. ”

Uno de los usos más obvios de las técnicas de estimulación cerebral en los niños es como de apoyo educativo o de aprendizaje. Los investigadores creen que su uso en niños está justificado, y que debe comenzar la investigación para entender cómo ETCD puede ser utilizado en niños.

Roi señala que: “A menudo los padres enviar a sus hijos a clases de piano o de lecciones de fútbol, ​​considerando que proporcionar a las personas formas de cumplir con su potencial no es algo malo.”

Los investigadores enfatizan que la estimulación del cerebro aun no permite obtener habilidades cognitivas adicionales sin ningún esfuerzo. La técnica parece impulsar el proceso de aprendizaje junto con la educación o el entrenamiento estándar. No hay viaje gratis aquí,  la gente todavía necesita trabajar en aprender una nueva habilidad. “No será posible  por el  momento ir a dormir por la noche con los electrodos, despertar al día siguiente y pasar todos los exámenes”, dice Roi.

También se fijan en el acceso a esta tecnología, y que ésta podría solo beneficiar a los adinerados. Pero sugiere que el kit ETCD es simple y barato como para estar a disposición de todos.

La capacidad de aprender varía entre las personas, a través de las edades y con la enfermedad, este es un primer paso en el camino de la maximización del potencial humano. Es un desarrollo muy emocionante, pero tenemos que controlar la liberación del genio ya que a pesar de que podría tener efectos muy buenos, los efectos secundarios son imprevisibles.

 

Desde la Red…
Comentarios