Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

luminol-experimentation

Científicos de la Universidad de Duke han desarrollado un compuesto inyectable que hace que las células cancerosas se vuelvan fluorescentes, lo cual facilita la labor de los cirujanos para eliminar la totalidad de un tumor en un primer intento.

El compuesto es un líquido azul llamado LUM015 y ya ha sido probado con éxito en 15 pacientes sometidos a cirugía de sarcoma de tejidos blandos y cáncer de mama sin efectos adversos.

En la actualidad, los cirujanos se sirven de imágenes transversales, tales como resonancias magnéticas y tomografías para guiarse a la hora de eliminar los tumores y su tejido circundante. Pero en ocasiones algo del tejido canceroso no es detectado en una primera intervención y requiere una segunda cirugía y radioterapia.

“En el momento de la operación, un patólogo puede examinar el tejido de las células cancerosas del borde del tumor utilizando un microscopio, pero debido al tamaño del cáncer es imposible revisar toda la superficie durante la intervención”, dijo el Dr. David Kirsch, responsable del estudio.

“El objetivo es dar a los cirujanos una tecnología práctica y rápida que les permita escanear el lecho tumoral durante la operación para buscar cualquier fluorescencia residual”, agrega.

Hoy en día en el mundo se investiga métodos que ayuden a los cirujanos a visualizar mejor las células cancerosas. Algunos están usando mecanismos similares a LUM015, que se activa por las enzimas. Pero el de la Universidad de Duke es el primer compuesto de imágenes de proteasa activada para el cáncer que ha probado ser seguro en humanos, refieren los investigadores.

En los experimentos complementarios, LUM015 se acumula en los tumores donde crea fluorescencia en el tejido tumoral, una media de cinco veces más brillante que el músculo normal. Las señales resultantes no son visibles a simple vista y deben ser detectadas por un dispositivo de imágenes portátil con una cámara sensible.

En el quirófano, después de que los cirujanos hayan extirpado el tumor, colocarán el dispositivo en la superficie de corte para detectar las áreas con células cancerosas fluorescentes, explica.

Investigadores del Hospital General de Massachusetts están ahora evaluando la seguridad y eficacia de LUM015 y el dispositivo de imágenes en un estudio prospectivo con 50 mujeres con cáncer de mama. Luego, otras instituciones podrán probar si esta tecnología ayuda a disminuir el número de pacientes que necesitan operaciones posteriores después de la extracción inicial del tumor de mama.

Referencia: Universidad de Duke

Desde la Red…
Comentarios