phoenix3-970x647-c

La compañía suitX, nacida del departamento de robótica de la Universidad de California y el Laboratorio de Ingeniería Humana de Berkeley han desarrollado un exoesqueleto de tan solo 12 kilos y ajustable que ayudará a que personas que posean trastornos de movilidad en ambas piernas, se puedan poner de pie y andar nuevamente.

El exoesqueleto nombrado como Phoenix, no es el primero en su tipo, ya anteriormente les hemos informado sobre diferentes dispositivos bajo este categoría. Sin embargo  Phoenix es especialmente ligero y capaz de adaptarse a la estatura del usuario.

El traje devuelve el movimiento a las caderas y rodillas del usuario con pequeños motores incorporados a una ortopedia tradicional. Los usuarios controlan el movimiento de cada pierna con unos botones integrados en las muletas y consiguen caminar a velocidades cercanas a un kilómetro por hora.

Su batería externa que se lleva a modo de mochila alimenta el exoesqueleto durante hasta ocho horas, y los datos del recorrido del paciente se pueden rastrear mediante el uso de una aplicación.

imgcrop

“Realmente, no podemos curar su enfermedad. No podemos arreglar la lesión. Pero sí podemos posponer las lesiones secundarias causadas por pasar tantas horas sentados. Mejorar la calidad de vida”, dijo Homayoon Kazerooni, fundador y CEO de SuitX.

El principal objetivo es construir una versión infantil del exoesqueleto. Los niños con trastornos neurológicos a veces requieren un entrenamiento exhaustivo para poder andar o pueden arriesgarse a perder la movilidad, refieren los desarrolladores.

Así mismo, el dispositivo también podría aportar beneficios terapéuticos para gente que haya sufrido un ictus u otra lesión motora.

“La velocidad, el tiempo de operación, la movilidad y la facilidad de uso han de ser lo suficientemente buenos como para que los usuarios consideren que estos sistemas son superiores a las alternativas. Si tardas 10 minutos en llegar a una pastelería que está a 100 metros con un exoesqueleto que has tardado cinco minutos en ponerte, probablemente escogerás ir en silla de ruedas”, dijo Volker Bartenbach, co-autor.

Por ahora su precio será de sólo 40.000 dólares, una cifra muy por debajo de desarrollos que llegan a superar los 100.000 dólares. Con lo cual SuitX ya ha abierto las reservas para las primeras unidades de Phoenix, las cuales se esperan sean enviadas durante el mes de marzo.

Referencia: MIT

 

Enlaces Patrocinados
Comentarios