Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

bateria

Científicos de la Universidad de California en Irvine han desarrollado un bateria de nanocables con la capacidad de ser recargada más de 200.000 veces, lo que significaría que puede soportar casi 3.000% más de ciclos de carga que una batería de litio.

Baterías de este tipo podría conducir a una esperanza de vida prolongada para computadoras, teléfonos inteligentes, electrodomésticos, automóviles, etc. Actualmente las baterías convencionales suelen morir de una forma dramática después de 5.000 o 6.000 o 7.000 ciclos como máximo.

Cabe destacar que su descubrimiento surgió mientras los investigadores buscaban una forma de utilizar nanocables más finos que un cabello humano en las baterías, algo extremadamente difícil debido a su fragilidad, ya que no soportan demasiados ciclos de carga.

Sin embargo, el hallazgo de nanocables resistentes es importante porque conducen muy bien la electricidad a la vez que cuentan con una gran superficie orientada al almacenamiento y la transferencia de electrones, por lo que formarían una batería delgada y potente que beneficiaría a la creación de dispositivos ligeros y más finos. Hecho por el cual la comunidad científica lleva años estudiando la forma correcta de conseguirlos.

“Mya Le Thai, uno de los participantes de la investigación, estaba prácticamente jugando, cubrió todo con una capa muy fina de gel y empezó a cargarla”, dijo Reginald Penner, responsable de la investigación. “Ella descubrió que con este gel pudo someter a la batería a cientos de miles de ciclos de carga sin perder capacidad.

Mya Le Thai, que es estudiante de doctorado y la líder del estudio, creó así una batería de nanocables de oro, con un caparazón de dióxido de manganeso, encerrado a su vez en un electrolito hecho de un gel similar al plexiglás; que fue capaz de someter a 200.000 recargas durante más de tres meses sin detectar pérdidas de capacidad o energía y sin crear fracturas en los nanocables.

Los investigadores creen que la sustancia viscosa plastifica el óxido metálico en la batería y le da flexibilidad, evitando el agrietamiento.

“El electrodo recubierto mantiene su forma mucho mejor, por lo que es una opción más confiable,” dijo Thai. “Esta investigación demuestra que un electrodo de batería a base de nanocables puede tener una larga vida útil y que puede hacer que este tipo de baterías sean una realidad”.

Referencia: UCI, El Mundo

Desde la Red…
Comentarios