Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

EDSS

Escape Dynamics está desarrollando una nave espacial con un sistema de propulsión completamente distinto al que usa la NASA actualmente. La nave es reutilizable y a diferencia de los cohetes, toma su energía para el despegue desde antenas de microondas que envían su poder desde una base terrestre.

DESPEGUE

Las antenas envían poder a la nave durante todo el despegue y según Escape Dynamics, esta es una mejora considerable en comparación con los químicos de los cohetes actuales. La compañía ya está realizando pruebas de su concepto y el sistema funciona e la siguiente forma: se toma energía de la red y de otras fuentes, la energía se convierte en ondas con un sistema de espejos y luego la antena envía todo hacia la nave, que absorbe el poder. Aquí pueden ver un diagrama de cómo funciona esto.

SISTEMA

Unas hélices convierten la energía de microondas y el resultado es muy eficiente, pues el sistema instalado en la nave captura hasta el 90% del poder que se le envía. Y aunque aún falta que el concepto funcione en naves espaciales que lleguen directo del punto de lanzamiento a la órbita, el Dr. Dmitriy Tseliakhovich explicó que lo que han logrado es un gran paso para el futuro de las naves espaciales. “Por primera vez hemos demostrado de forma concreta que una nueva tecnología de propulsión mejor que la de los cohetes químicos funciona correctamente en un laboratorio.”

Lo que Space Dynamics busca con este proyecto es generar una transición hacia una “nueva generación” de sistemas de propulsión que permitan un acceso más barato y sencillo al espacio. ¿A ustedes qué les parece esta idea?

Referencia: Escape Dynamics

Desde la Red…
Comentarios