Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

El Sol es una estrella, un balón caliente de gases en el corazón de nuestro sistema solar. Su influencia se extiende más allá de las órbitas de Neptuno y Plutón. Sin la intensa energía y calor del Sol simplemente no habría vida en la Tierra. Y aunque para nosotros es la estrella más cercana que tenemos y probablemente la más importante, hay miles de millones de estrellas como nuestro Sol alrededor de la Vía Láctea, nuestra galaxia.

Para hacer un comparativo, si el Sol fuese tan alto como una puerta típica, la Tierra sería apenas del tamaño de una moneda de 50 centavos. La temperatura del Sol es de unos 14,999,982.222 de grados Celsius.

El diámetro del Sol es de unos 1,390,473.22 kilómetros y es alrededor de 109 veces el tamaño de nuestra Tierra. Su período de rotación en el ecuador es de unos 27 días y su período de rotación en los polos es de alrededor de 36 días. La temperatura en la superficie del Sol es de 5,537.778 grados Celsius y se compone principalmente de hidrógeno y helio.

Un alumno encuentra un error de la NASA

Por supuesto que el Sol es una estrella importante para ser estudiada profundamente y hay mucha información al respecto. Ahora la NASA quiere mandar una nave para acercarse tanto como pueda al Sol, con la idea de develar más detalles sobre esta enana blanca.

El plan tiene que ver con la primera misión que volaría directamente hacia la atmósfera de nuestro Sol. El anuncio se hará el 31 de mayo próximo desde el auditorio del Centro e Investigaciones William Eckhardt, en la Universidad de Chicago. El evento también será transmitido por la NASA en su canal de TV y además vía web.

La misión, Solar Probe Plus, está pensada para ser lanzada en el verano del 2018. Se colocará en órbita dentro de los 643 millones de kilómetros de la superficie de la estrella y enfrentando un calor y radiación sin precedentes en la historia de la investigación espacial, la sonda explorará la atmósfera exterior y hará observaciones críticas que responderán probablemente a viejas cuestiones sobre la física de cómo trabajan las estrellas.

La NASA ya prepara el lanzamiento del primer nanosatélite mexicano

Los resultados bien podrían arrojar luz sobre cómo hacer mejores predicciones del clima y del cómo ciertos eventos espaciales impactan en la vida en la Tierra, así como a satélites e incluso astronautas.

Referencias: NASA 

Desde la Red…
Comentarios