Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

No cabe duda que Marte se ha convertido en el planeta favorito para hacer investigación espacial. La NASA ha mandado tres robots y el último, el Curiosity, ha trabajado en el terreno marciano por ya unos años. La cantidad de fotos que ha enviado nos hablan de un planeta que requiere ser investigado a más profundidad. Y por ello quizás, la Agencia Espacial europea planea mandar un carrito como el Curiosity al planeta rojo, para continuar con las investigaciones.

La Agencia Espacial Europea (ESA por sus siglas en inglés), ha anunciado que está discutiendo el lugar del aterrizaje de su sonda, la “ExoMars”, que aspira llegar al planeta rojo para el 2020, en donde su principal misión será buscar señales de vida antigua en este planeta.

“Y aunque los tres sitios para el aterrizaje podrían dar excelentes oportunidades para buscar biomarcadores y así tener una mejor visión del pasado de Marte, solamente podemos pensar en dos posibles sitios debido a un detallado análisis de lo que encontraríamos en cada una de las propuestas”, dice Jorge Vago, un científico del proyecto ExoMars. “Los dos sitios candidatos podrían explorar el período de la historia marciana antigua, que no se ha estudiado en ninguna misión anterior”, añade.

Los dos sitios candidatos son Oxia Planum y Mawrth Vallis, que están justo en el norte del ecuador marciano, y ambos sitios parecen poseer depósitos geológicos que podrían haberse formado cuando Marte era más húmedo, cosa que debió ocurrir en algún momento. Más allá del hecho de que estos lugares pudiesen preservar la historia de océanos antiguos, bien podrían ser una elección sólida para buscar seres extraterrestres. Ambos sitios tienen poca elevación lo que podría ayudar al ExoMars para hacer que su llegada al planeta rojo, en su caída vía un paracaídas, fuese más lenta.

¿Pueden crecer papas en Marte?

Oxia Planum -se piensa- parece tener muchos minerales y se cree que tiene unos 3.9 mil millones de años de existencia en donde aparentemente ríos de gua abundaban en esa región. Unos 200 kms de este sitio está Mawrth Vallis, que exhibe similar cantidad de depósitos, los cuales se han observado desde las fotos tomadas por sondas que orbitan el planeta rojo. La ESA espera tomar la decisión final un año antes del gran lanzamiento.

El carrito ExoMars es parte de una serie de misiones a Marte patrocinadas por la ESA y por la corporación rusa Roscosmos. El año pasado la sonda ExoMars Trace Gas Orbiter alcanzó la atmósfera marciana, la cual ha analizado los gases atmosféricos de Marte y que podrían revelar algún tipo de actividad biológica.

El siguiente paso será llegar a la superficie marciana y hacer que esta nueva sonda mande al Trace Gas Orbiter la información que consiga para después esta sonda re-enviar los datos a la Tierra. Desde luego se asume que el ExoMars 2020 llegará sano y salvo a la superficie marciana y que no habrá los problemas que tuvo la sonda Schiaparelli, que se estrello en la superficie del planeta hace un par de meses.

Sin duda que por el momento estas misiones son la manera más eficiente y factible de llevar presencia de los seres humanos a Marte, sin tener que pensar en la casi imposible logística de tener una misión tripulada al planeta rojo, la cual tiene un número importante de inconvenientes serios.

Referencias: ExplorationGizmodo 

Desde la Red…
Comentarios