Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

La ciencia no parece detenerse nunca y además, se refinan las diversas tecnologías en los variados campos del saber. Por ello, no es de sorprenderse demasiado que se ha puesto la primera piedra para la construcción del telescopio óptico infrarrojo más grande del mundo.

Con un espejo principal de 39 metros de diámetro, el ELT (Extreme Large Telescope) será, como su nombre lo sugiere, enorme. Al contrario de telescopios anteriores, éste tendrá la peculiaridad de ser adaptable, es decir, tendrá la capacidad de poder corregir la turbulencia atmosférica haciendo que la ingeniería de los telescopios se lleve a un nuevo nivel.

Para iniciar la construcción, se realizó una ceremonia al norte de Chile, en la residencia de Paranal, cercano a donde se colocará el nuevo telescopio gigantesco, el cual estará en el Cerro Amazones, una montaña de unos 3046 metros de altura. Es claro que aunque sea en el espectro infrarrojo, este telescopio sufre -como otros- la contaminación lumínica de las ciudades, y los astrónomos siempre están en busca de lugares en donde esto no sea un problema.

China termina de construir el telescopio más grande del mundo

El ELT será construido por el ESO (European Southern Observatory), en colaboración internacional y el apoyo del STFC – Science and Technology Facilities Council (Consejo de Ciencia y Tecnología), del Reino Unido. Los científicos de la Universidad de Oxford están jugando un rol clave en el proyecto y son responsables del diseño y la construcción del espectrógrafo “HARMONI”, un instrumento diseñado para tomar simultáneamente unas 4 mil imágenes, cada una en diferente color ligeramente.

Los instrumentos en el espectro visible y cercano al infrarrojo harán que la óptica adaptativa del telescopio pueda dar imágenes extremadamente claras.

“HARMONI” permitirá a los científicos formar una imagen detallada de la formación y evolución de los objetos en el Universo. Los investigadores esperan ver de todo, desde planetas en nuestro sistema solar a estrellas en las galaxias cercanas, con una precisión y profundidad sin precedentes, así como la formación y evolución de las galaxias distantes que no han sido observadas nunca antes.

Niranjan Thatte, investigador principal del “HARMONI” y profesor de astrofísica en el departamento de Física de la Universidad de Oxford, dijo:

“Para mí, el ELT representa un paso gigantesco hacia la capacidad, y esto significa que lo usaremos para encontrar muchas cosas interesantes sobre el Universo del cual no tenemos hoy día el mínimo conocimiento. Este es el elemento de ‘explorar lo desconocido’ que más me emociona sobre el ELT. Será una hazaña ingenieril y por su tamaño hará ver enanos a los otros telescopios que se han construido hasta la fecha”.

En la ceremonia inaugural para la construcción de este gigantesco telescopio, el equipo de ESO hizo una cápsula del tiempo, que selló en el evento y que servirá para una última memoria de la investigación y de la escala de ambición y compromiso que está detrás de este gran esfuerzo.

El contenido de la cápsula contiene un libro describiendo las metas originales científicas del telescopio, las imágenes del grupo que tienen y tendrán un rol en la construcción y un póster de la visualización del ELT. La cubierta de la cápsula del tiempo se grabó con un hexágono hecho de Zerodur, con un modelo a un quinto de la escala de uno de los segmentos del espejo principal del ELT.

Tim de Zeeuw, Director general de ESO dijo:

“El ELT producirá descubrimientos que simplemente no podemos imaginar hoy, y seguramente inspirará a mucha gente alrededor del mundo a pensar sobre ciencia, tecnología y nuestro lugar en el Universo”.

La construcción del ELT tiene como fecha de terminación el año 2024 y las imágenes que mostrará serán sin duda de “fuera de este mundo”.

Referencias: Phys.org 

Desde la Red…
Comentarios