Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

La NASA, en una de sus misiones más prometedoras, llevó a Marte a un carrito para poder moverse e investigar en todo tipo de terrenos prácticamente. A diferencia de los anteriores vehículos en el planeta rojo, que usaban paneles solares, el Curiosity no tiene problemas de energía pues utiliza energía nuclear. Además, lleva dos computadoras a bordo, la primera, que es la que usa y una más, idéntica, que es un respaldo por si falla algo en la computadora principal.

Pero quizá la NASA se olvidó o nunca esperó que después de más de cuatro años y medio sin grandes sobresaltos sobre la misión del Curiosity, las ruedas empezaran a tener problemas.

De acuerdo con la Agencia Espacial de los Estados Unidos, el carrito robótico está empezando a mostrar una degradación significativa en sus llantas, con dos agujeros en la rueda de aluminio que se encuentra en medio, del lado izquierdo. No obstante esto, no parece ser suficiente el desgaste y el problema para que el Curiosity no pueda llegar a su misión ya planeada con años de anterioridad.

La NASA podría construir casa tipo iglú en Marte

Las ruedas del Curiosity son las más grandes que hallan estado girando en las arenas de Marte. Se construyeron en California, por la empresa Tapemation. Las ruedas, de aluminio tienen 50 cms de diámetro y 40 cms de ancho con 19 marcas en zig-zag. Dentro de las llantas hay titanio, para darles soporte.

Hasta ahora, el Curiosity ha viajado unos 16 kms y el daño a las llantas se notó durante una inspección de rutina, el cual se llevó a cabo el 19 de marzo, la primera verificación desde que ocurrió un fallo en los frenos.

Anteriormente ya se habían notado ciertas perforaciones en las llantas de metal, por allá del 2013 y la NASA estaba preocupada porque que el desgaste estaba ocurriendo más rápido que lo que se esperaba. No obstante todo esto, “las seis llantas tienen suficiente energía para que el Curiosity llegue a cumplir todas sus misiones”, dice el Gerente del Proyecto Curiosity, Jim Erickson, del JPL, en Pasadena, California.

Referencias: New AtlasNASA 

Desde la Red…
Comentarios