141118105522-large

Científicos de la Universidad de Sussex en Reino Unido han demostrado que las personas pueden ser entrenadas para “ver” las letras del alfabeto como colores simulando un estado sinestésico. Un estudio que además sugiere que también podría potencialmente aumentar el cociente intelectual.

La sinestesia es una poco conocida condición neurológica que, sin embargo, se da en aproximadamente una de cada veintitrés personas. Quienes la experimentan presentan una especie de reconexión sensorial, una “mezcla” en sus sentidos, de forma que pueden, por ejemplo, ver sonidos u oler colores, esto no lo hacen de forma aleatoria y suelen estar asociados dos o más sentidos. En algunos casos los efectos son espectaculares, hay personas que ven colores al oír determinados sonidos, otros saborean involuntariamente los colores, los hay que son capaces de ver formas geométricas de modo involuntario, e incluso algunos pueden jugar con el espacio viendo filas de números interminables que les ayudan a realizar proezas matemáticas.

Aún no está claro hasta qué punto la sinestesia es algo que se lleva en los genes o si surge a partir de determinadas condiciones ambientales. Probablemente, ambas cosas no se excluyen mutuamente. No obstante, un equipo de psicólogos del Centro Sackler para la Ciencia de la consciencia, en la Universidad de Sussex, señala que es posible simular este fenómeno y entrenar a cualquier persona para que pueda ver las letras del alfabeto como si fueran colores.

Para comprobarlo, los científicos idearon un programa de nueve semanas en el que catorce individuos no sinestésicos desarrollaron una intensa capacidad de asociación entre letras y colores, hasta el punto de que algunos de ellos incluso llegaron a identificar caracteres con sensaciones, por ejemplo: “la x es aburrida”, o “la w es tranquila”.

Además, otro sorprendente  resultado del estudio fue que aquellos que se sometieron a la formación también aumentaron en un promedio de 12 puntos su cociente intelectual, en comparación con un grupo control que no se sometieron a entrenamiento.

“La principal implicación de nuestro estudio es que radicalmente nuevas formas de experimentar el mundo pueden ser provocados simplemente a través de una amplia formación perceptiva”, dijo el Dr. Nicolas Rothen, coautor de la investigación.

Cabe destacar que los científicos no afirman haber entrenado a personas no sinestésicas para convertirse en sinestésicos auténticos, ya que después de tres meses del la formación los sujetos habían perdido en gran medida su nueva capacidad. Sin embargo el hallazgo puede asentar las bases para idear nuevas herramientas para tratar la demencia o el déficit de atención con hiperactividad.

Referencia: Nature

Enlaces Patrocinados
Comentarios