Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

puppet00

La Inteligencia Artificial es una de esas ramas del cómputo que buscan emular las capacidades del cerebro humano. Sin embargo, a pesar de lo que mucha gente pueda pensar, los avances que tenemos hoy en día son elementales, primitivos. No está la IA dominando al mundo y las predicciones sobre las malvadas posibilidades de esta ciencia, incluso planteadas por científicos de la talla de Stephen Hawking, parecen ser demasiado exageradas y lejos de la realidad.

No obstante esto, los avances en neurociencias, intentando comprender cómo es que funciona el cerebro humano podrían llevar a escenarios que resultarían infinitamente más atemorizantes que los que la IA podría tener. Por ejemplo, imaginen que alguien pudiese controlar nuestros movimientos corporarles con simplemente su mente. Vamos, estaríamos hablando que seríamos como títeres de alguien, sin libre albedrío, pues de alguna manera estarían controlándonos.

¿Es posible eso? Parece que sí.

Greg Gage en una plática TED mostró una serie de experimentos que pueden hacerse en casa, con equipo barato y con tecnología digna del “hágalo usted mismo”. En el video siguiente, Gage muestra cómo una persona puede controlar el brazo de otra, simplemente ordenando a su cerebro a esto. Suena a fantasía, o a un truco de magia pero no lo es.

Es una realidad que nos pone a pensar en la consecuencia de experimentos de este tipo. Por una parte, imaginemos que alguien por alguna razón no puede mover sus brazos (quizás por una lesión física). Alguien, a través de la mente (y los equipos adecuados), podría ayudar al que está discapacitado. Pero también podríamos tener eventos como que alguien controlara los movimientos de otro para que este último clavara un arma blanca sobre el cuerpo de otra persona, logrando así ¿el crimen perfecto?

Las ideas al respecto pueden ser variadas, pero claramente esta demostración es un indicio de futuras investigaciones en neurociencias. Quizás no necesitemos entender internamente cómo funciona el cerebro. Tal vez baste saber algunas cosas para poderlo controlar, incluso a través de la mente de terceros.

Desde la Red…
Comentarios