Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Embriones de tres padres biológicos

Alana Saarinen, una adolescente nacida a fines de los 90 es una chica que tiene una particularidad que solo comparte con entre 30 y 50 personas en todo el mundo: tiene tres padres biológicos.

La joven es una persona normal, disfruta de tocar el piano, jugar golf, escuchar música y salir con sus amigos. Sin embargo Alana fue concebida gracias a un innovador tratamiento en base a la donación de mitocondrias.

A las mitocondrias se las apoda “las fábricas de las células”, porque crean la energía que todas nuestras células necesitan para funcionar y mantener el cuerpo vivo. Pero también contienen un poco de ADN. Y esta es la razón por la cual Alana no solo tiene el ADN de sus padres, sino también de una segunda mujer.

_77260487_piaon

Alana Saarinen

Su madre intentó por años tener un hijo mediante la fertilización asistida, hasta que probó con la transferencia citoplasmática resultando el nacimiento de una menor totalmente sana.

Las enfermedades mitocondriales, que se dan en 1 de cada 5.000 a 10.000 nacimientos, se producen por un defecto en la mitocondria materna. Para evitar esa herencia, la técnica recolecta óvulos de una madre con mitocondrias enfermas y de una donante. El núcleo, que contiene la mayor parte del material genético, se separa de los dos óvulos. El núcleo de la donante se destruye.

  • Posteriormente el núcleo de la madre se inserta dentro del óvulo de la donante, que ahora tiene mitocondrias saludables. Luego, es fertilizado por el esperma del padre. De esta manera, el bebé resultante tiene unos 20.000 genes heredados de sus padres y los 37 genes de la mitocondria de la mujer donante.

El sistema fue copiado en varias clínicas de Estados Unidos y se estima que cerca de 50 menores nacieron gracias a este proceso. Sin embargo, en 2002 la FDA cuestionó el procedimiento por temas éticos, y por seguridad de la salud de los menores y prohibió su desarrollo.

La madre de Alana afirma que su hija es totalmente normal. “Siempre ha sido saludable. Nunca tuvo nada más que un resfrío básico, una gripe de vez en cuando. Ningún problema de salud”.

Ahora aunque en Estados Unidos el proyecto está suspendido, la joven Alana es prueba en Reino Unido de que la técnica de reemplazo mitocondrial es viable para eliminar enfermedades genéticas, motivo por el cual se encuentra en proceso de votación en el parlamento británico.

“Permitir la donación mitocondrial podría dar a la mujer que porta una enfermedad mitocondrial la oportunidad de tener niños sin estos trastornos genéticos tan devastadores. Y permitiría además al Reino Unido estar a la cabeza del desarrollo científico en esta área”, ha afirmado Dame Sally Davies, responsable del Departamento de Salud británico.

Referencia: BBC

Desde la Red…
Comentarios