Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Hace un siglo los astrónomos (incluyendo a Edwin Hubble), descubrieron que el Universo se estaba expandiendo. Para ello observaron un tipo de estrellas llamadas Cefeidas. Estas estrellas literalmente pulsan, viéndose más o menos brillantes a tiempos determinados. Mucho de este cambio en el brillo depende del brillo en un momento determinado. Y eso significa que se puede medir cómo cambian y qué tan brillantes aparecerán en el cielo, lo cual nos puede dar información de qué tan lejos están. Y esto mismo se puede hacer con las galaxias. Por ello: ¡Se puede medir el tamaño del Universo!… y más…

Usando este método los científicos de los años veintes del siglo pasado, encontraron que el Universo se estaba expandiendo. Esto llevó al modelo del Big Bang (la gran explosión) y esencialmente, a toda la cosmología moderna.

Por décadas, la velocidad de expansión, llamada “Constante de Hubble”, se midió de diversas maneras. Usando las Cefeidas, nuevas investigaciones con el telescopio espacial Spitzer, han hallado que el Universo se expande a razón de 74.3 +/- 2.1 kms/seg. Así, una galaxia podría tener una velocidad de escape de 148.6 km/seg.

El estudio se hizo en la banda del infrarrojo, pues ésta puede pasar entre el polvo estelar. Este polvo es como una niebla que oscurece la luz visible de lo que está detrás del mismo y por ende, hace que las mediciones de la brillantez sean muy imprecisas.  Este problema fue el dolor de cabeza al estudiar las Cefeidas por años, pero el telescopio Spitzer resolvió el problema. Con ello, las mediciones parecen ser muy precisas ahora.

Hay que reconocer que este nuevo estudio es mucho más preciso que los anteriores, y mucho más que algunos hechos hace un par de años con el telescopio espacial Hubble. Sin embargo, un estudio anterior, del año pasado, encontró resultados con una precisión de cerca del 3.3%. El nuevo estudio está apenas por debajo de este valor, lo cual habla de más precisión, pero de alguna manera confirma el resultado anterior.

Sabemos que el Universo hizo explosión hace 13.7 mil millones de años. Era un Universo pequeño pero se está expandiendo desde entonces y cada vez se expande más rápidamente. Aunque el estudio confirma que el Universo sigue en expansión, hay muchísimas cosas que en cosmología aún no se saben. Por ejemplo, ¿qué es la materia oscura? Uno de los temas más intrigantes de esta ciencia.

Referencias:

Discover Magazine

Desde la Red…
Comentarios