Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

El-campo-magnetico-del-Sol

En los próximos tres a cuatro meses el campo magnético del Sol completará una inversión de polaridad, un proceso que ocurre cada once años cuando el imán interno del astro se reorganiza, ha informado la agencia espacial estadounidense NASA.

En el Observatorio Solar de Wilcox en Stanford elaboran magnetogramas para realizar un seguimiento concienzudo de la evolución del magnetismo solar desde 1976, y han registrado ya tres grandes inversiones. En cada una de ellas, el campo magnético de los polos del Sol se debilita primero, a continuación desciende a cero, y luego emerge otra vez con la polaridad opuesta.

La reversión del campo magnético del Sol es, literalmente, un gran evento. Éste tiene un campo magnético muy grande y complejo. El promedio del campo magnético del Sol es de aproximadamente 1 Gauss, casi dos veces más fuerte que el campo magnético promedio de la superficie de la Tierra (de aproximadamente 0.5 Gauss). Debido a que la superfice del Sol es más de 12 000 veces más grande que la Tierra, la influencia de su campo magnético es inmensamente grande.

El dominio de la influencia magnética del sol también conocida como la  heliosfera, se extiende miles de millones de kilómetros más allá de Plutón. Esta extensión del campo magnético del Sol se conoce como Campo Magnético Interplanetario. El viento solar, que es el flujo de partículas cargadas que salen del Sol, llevan al Campo Magnético Interplanetario hacia los planetas y más allá. El viento solar y el Campo Magnético Interplanetario interactúan con el campo magnético planetario de manera muy compleja, generándo fenómenos como la aurora.

“La reversión del campo magnético tendrá efectos en todo el sistema solar. Con este cambio podrían formar condiciones de tiempo en el espacio que se asemejan a una tormenta, pero en términos de radiación solar”, comentó Phil Scherrer, físico solar del Observatorio Solar de la Universidad de Stanford.

Desde una perspectiva humana al cambiar la polaridad, podría llevarse a cabo una tormenta de rayos cósmicos formada por partículas cargadas de energía que atravesarían el universo a la velocidad de la luz, pudiendo dañar a los satélites afectando las comunicaciones y a los astronautas de la Estación Espacial Internacional, además de que también podría tener un efecto sutil sobre el clima, según los investigadores.

Sin embargo, se debe tener en cuenta que este tipo de eventos se han presentado antes, por lo que las oscilaciones que se prevén son parte de un proceso natural de nuestro cosmos.

Referencia: NASA

Participa en nuestra encuesta:
Desde la Red…
Comentarios