Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

67P-000Rosetta, la sonda de la Agencia Espacial Europea (ESA), hizo su aproximación más cercana al cometas 67P/Churyumov–Gerasimenko las semana pasadas. La nave dejó de orbitar el cometa debido a que la actividad del mismo empezó a incrementarse en la medida que se va acercando al Sol. Rosetta llegó a estar a unos 6 kms de la superficie de la región de Imhotep, en el lóbulo más grande que tiene el cuerpo celeste.

La última maniobra de Rosetta ocurrió a las 12:41 del 14 de febrero y la nave tomó una serie de fotografías que muestran zonas fracturadas. Las imágenes revelaron un paisaje complicado, con zonas suaves, otras llenas de polvo, así como una serie de pequeños objetos circulares, los cuales no se sabe aún a ciencia cierta qué son. Además, el vuelo de Rosetta permitió a los instrumentos de la nave tomar muestras de la regiones internas del propio cometa.

La sonda de la ESA ha estado estudiando el 67P desde que entró en órbita alrededor del mismo en agosto del año pasado. En todo ese tiempo, mapeó la superficie para hallar así el mejor lugar para que Philae hiciese un aterrizaje en la superficie del cometa, el primero en toda la historia registrada de la humanidad. Desde entonces la nave ha estado haciendo un estudio detallado del cometa y se espera que se entiendan mejor los mecanismos involucrados en la química espacial en la medida que el 67P se acerca al Sol.

De acuerdo a la ESA, Rosetta está a unos 345 millones de kms. del Sol. Cuando el 67P alcance su distancia más cercana al Sol, que ocurrirá el 13 de agosto, estará a 189 millones de kilómetros entre las órbitas de la Tierra y Marte. Debido a que al acercarse al Sol el cometa empezará a tener más actividad, Rosetta tuvo que salirse de la órbita ejecutando una serie de maniobras volando a altitudes de 15 a 100 kms. de distancia del cometa.

El siguiente video muestra lo que pasó el 14 de febrero:

Referencias:

Gizmag
ESA

Desde la Red…
Comentarios