Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

curiosity-autonomous

La sonda espacial Curiosity, asentada en Marte por ya más de un año, es nuestro corresponsal en el planeta rojo y puede manejarse por sí mismo dentro de su nuevo ecosistema. Anteriormente, la sonda había sido manejada remotamente por seres humanos desde la Tierra, pero ahora esto ha cambiado. El martes pasado el Curiosity oficialmente se manejó autónomamente por vez primera en la superficie marciana.

El Curiosity tiene un sistema de navegación autónomo que visualiza y analiza el terreno frente a él. He aquí las explicaciones de la NASA al respecto: “El Curiosity toma muchos conjuntos de imágenes estereoscópicas y las computadoras en la sonda procesan la información para mapear cualquier dificultad geométrica en el terreno”, indica Mark Maimone, ingeniero de la movilidad del Curiosity en el Jet Propulsion Lab de la NASA, en Pasadena, California. “La sonda considera todas las posibles trayectorias que puede tomar para llegar a su punto final y elige la que considera mejor”. La autonavegación fue encendida porque los operadores remotos no podían ver el terreno directamente enfrente de la sonda, por lo que el Curiosity entonces hizo la tarea solo, por primera vez.

Ahora el Curiosity va hacia el Monte Sharp, el pico más alto dentro del cráter Gale, donde la sonda aterrizó. Esto podría llevar a la nave a cualquier parte dentro de los siguientes meses al año, en donde se espera hacer pruebas científicas en la montaña.

Referencias:

NASA

Desde la Red…
Comentarios