El Mars Science Laboratory (MSL), bautizada como Curiosity, es una misión espacial dirigida a Marte que incluye un carrito autónomo de exploración marciana, dirigido por la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés). Se iba a lanzar el 8 de octubre de 2009 y, en principio, llegaría a la superficie marciana en el 2010, entre los meses de julio y septiembre, pero múltiples problemas atrasaron su lanzamiento. Finalmente fue lanzado el 26 de noviembre de 2011 a las 10:02 am tiempo del este y se calcula que el día 6 de agosto de este año aterrice en la superficie del planeta rojo.

La misión se centra en colocar sobre la superficie marciana un vehículo explorador de tipo rover, tres veces más pesado y dos veces más grande que los vehículos utilizados en la misión Mars Exploration Rover, que aterrizaron sobre Marte en 2004.

Los instrumentos que lleva este carrito son los más avanzados que se hayan enviado a Marte. La comunidad internacional proporcionará algunos de estos instrumentos. Cuando aterrice en suelo marciano, si lo logra con éxito (hay que pensar que están a muchos millones de kilómetros y que todo debe hacerse de forma automática), el rover tomará docenas de muestras de suelo y polvo rocoso marciano para su análisis.

La duración de la misión será de 1 año marciano (1.88 años terrestres). Con un rango de exploración superior a los enviados anteriormente, investigará la capacidad pasada y presente de Marte para alojar vida. Se espera que igual que pasó con los dos rovers anteriores, éste pueda sobrevivir por mucho más tiempo del que se ha calculado. Algunos científicos de la propia NASA indican que pudiese mandar información hasta por una década.

Lanzamiento del Curiosity

El MSL tiene cuatro objetivos:

  • Determinar si existió vida alguna vez en Marte.
  • Caracterizar el clima de Marte.
  • Determinar su geología.
  • Prepararse para la exploración humana de Marte.

Para contribuir a estos cuatro objetivos científicos y conocer el objetivo principal (establecer la habitabilidad de Marte) el MSL tiene ocho tareas:

Evaluación de los procesos biológicos:

  • Determinar la naturaleza y clasificación de los componentes orgánicos del carbono.
  • Hacer un inventario de los principales componentes que permiten la vida: carbono, hidrógeno, nitrógeno, oxígeno, fósforo y azufre.
  • Identificar las características que representan los efectos de los procesos biológicos.

Objetivos geológicos y geoquímicos:

  • Investigar la composición química, isotópica y mineral de la superficie marciana.
  • Interpretar el proceso de formación y erosión de las rocas y del suelo.
  • Evaluación de los procesos planetarios.
  • Evaluar la escala de tiempo de los procesos de evolución atmosféricos.
  • Determinar el estado presente, los ciclos y distribución del agua y del dióxido de carbono.
  • Evaluación de la radiación en superficie.
  • Caracterizar el espectro de radiación de la superficie, incluyendo radiación cósmica, erupciones solares y neutrones secundarios.

Todo esto suena muy científico, pero está claro que con los años de exploración espacial nos estamos acercando al objetivo, que es mandar seres humanos a Marte y hacer en un futuro no demasiado lejano un planeta habitable para nosotros.

Las características de la misión y los avances tecnológicos, sobre todo en electrónica y computación, preveén un parteaguas en la investigación in situ en suelo marciano. Habrá que estar muy atentos el 6 de agosto. Si todo sale bien, en un par de semanas se empezarán a transmitir imágenes desde este misterioso planeta en muchos sentidos y podremos estar mucho más cerca de estas misiones que lo que nadie antes pudo estarlo gracias a la tecnología, a internet y a las comunicaciones que nos ha tocado vivir.

Referencias: Mars Science Laboratory y Mars Science Laboratory (Wiki)

Enlaces Patrocinados
Comentarios