Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Un modelo biológico plausible de una red neuronal de un pequeño gusano ya puede ejecutarse en un Arduino, un popular plataforma para hacer electrónica. El gusano nematodo Caenorhabditis elegans (C. elegans) es pequeño y tiene apenas unas 302 neuronas. En el proyecto OpenWorm se ha mapeado completamente, el cual inició en el 2014. Uno de los fundadores del proyecto, Timothy Busbice, usó un sistema distribuido para modelar el cerebro de este gusano casi elemental.

Ahora sale el proyecto Nematoduino, que es idea de Nathan Griffith, quien ha puesto toda la información de esta red neuronal en un Arduino Uno con ruedas. La simulación, en un dialecto de C en el Arduino, es una red neuronal que no está entrenada y que no necesita aprender. Todo comportamiento que se ve en el robot Arduino es lo que C. elegans habría aprendido en los eones de la evolución. Cabe sin embargo señalar que el único sensor que tiene el “gusano” es uno táctil, que se encuentra en lo que sería la “nariz” del organismo.

En el siguiente video puede verse cómo el Arduino modela lo que se sabe de este nematodo:

Las reacciones a este “ser animado” han sido variadas. Alguna vez los químicos pensaron que había un elemento especial, algo así como una fuerza de vida, que podía crear químicos orgánicos. Pero eventualmente se probó que esto estaba equivocado cuando se pudo sintetizar urea química sin que hubiese vida de por medio. La misma actitud parece aplicarse ahora a las redes neuronales. Parece sorprendente que al sintetizar algo terminemos pensando que es inteligencia (artificial), pero inteligencia al fin. Dicho en otras palabras, no necesitamos “el fantasma en la máquina” (the ghost in the machine), para pensar que estamos ante algo que simula correspondientemente la vida.

Así se vivió el Arduino Day 2017

El nematoduino es un proyecto de código abierto y el código compilado necesita solamente 13542 bytes, el 42% de la memoria de una tarjeta Arduino Uno (o compatible). Usa 825 bytes más de la SRAM. Esto permite entonces mucho espacio para añadir código y además, se podrían incluir nuevos sensores además de cambiar las dos ruedas quizás por otras dos más. Hay pues mucho por hacer e innovar en este proyecto.

 

Desde la Red…
Comentarios