Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

El cáncer es tan antiguo como la vida multicelular

Investigadores de la Universidad de Kiel en Alemania han encontrado tumores invasivos en animales antiguos, los pólipos Hydra (parecidos a los corales), que demuestran que el cáncer es extremadamente antiguo, llegado a un pronóstico no muy alentador: “El cáncer es tan antiguo como la vida multicelular en la Tierra y probablemente nunca serán completamente erradicado“.

Las causas de los tumores son los llamados genes del cáncer y saber cuándo la evolución comenzó a producir tumores es una cuestión que los científicos están investigando. Y ahora los datos pronostican que los primeros animales multicelulares ya tenían la mayoría de los genes que pueden causar cáncer en los seres humanos.

“Lo que faltaba hasta ahora era, por un lado, la evidencia de que estos animales pudieran realmente sufrir tumores y, por otra, la comprensión molecular de los mecanismos de la formación de tumores en estos animales simples”, dijo Thomas Bosch, del Instituto de Zoología de la Universidad de Kiel, responsable de la investigación.

Bosch ha estado investigando las células madre y la regulación del crecimiento de tejido en Hydra, un pólipo filogenético antiguo, desde hace muchos años. “Ahora hemos descubierto pólipos portadores de un tumor en dos especies diferentes de Hydra, un organismo muy similar a los corales”, subraya Bosch en relación con el primer resultado del nuevo estudio. Esto proporciona la prueba de que efectivamente existen tumores en los animales primitivos.

140624092530-large(Hydra)

El equipo también rastreó la causa celular de los tumores a lo largo de todo el eje corporal. Por primera vez fueron capaces de demostrar que las células madre, que se programan para la diferenciación sexual, se acumulan en grandes cantidades y no se eliminan de forma natural mediante la muerte celular programada. Curiosamente, estos tumores afectan sólo a pólipos Hydra hembra y se asemejan a los cánceres de ovario en humanos.

“Al llevar a cabo análisis moleculares más detallados de los tumores encontramos un gen que se activa de manera espectacular en el tejido tumoral y que normalmente impide la muerte celular programada”, explica Alexander Klimovich, co-autor del estudio.

El tercer hallazgo de los científicos fue demostrar que las células tumorales son invasivas. Esto significa que si las células tumorales se introducen en un organismo sano, pueden desencadenar el crecimiento de un tumor. Bosch llega a la siguiente conclusión de su investigación sobre las especies de Hydra: “La característica invasiva de las células cancerosas es también una característica antigua de la evolución.”

Según el equipo de investigación dirigido por Bosch, los hallazgos de tumores primordiales en Hydra son un paso innovador en el entendimiento del cáncer en el contexto biológico: “Nuestra investigación confirma que animales primordiales como los pólipos Hydra proporcionan una enorme cantidad de información para ayudar a entender problemas tan complejos como el cáncer. Nuestro estudio también hace que sea poco probable que la querra contra el cáncer proclamada en la década de 1970 se puede ganar siempre. Sin embargo, conocer a tu enemigo desde sus orígenes es la mejor manera de luchar contra él, y ganar muchas batallas”.

Referencia: Nature

Desde la Red…
Comentarios