Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Por mucho tiempo nos han dicho que la vida sedentaria no deja nada bueno. Es claro que en muchas circunstancias esto es un fenómeno que no podemos evitar: muchos trabajamos sentados en una oficina de 9 de la mañana a 6 de la tarde, aproximadamente y sin duda, no queda mucho tiempo y ganas, para decidir ir a un gimnasio y hacer un poco de ejercicio.

Con esta problemática en mente, a alguien se le ocurrió que debería haber una manera para podersde ejercitar sin salir de la oficina y entonces surgió OfficeGym, un equipo para hacer ejercicios que puede instalarse en una silla de oficina, ya sea en casa o en su lugar de trabajo. Puede ser usado por todo aquel que quiera ejercitarse. OfficeGym, de acuerdo al fabricante, se basa en la noción del ejercicio “en tres dimensiones”, así como “el principio de rotación”. La Asociación de Oestopatía de Alemania del sur ya ha aprobado este producto.

Aunque OfficeGym podría, estrictamente, usarse para un entrenamiento físico, está más diseñado como “una herramienta para estar bien”. La filosofía detrás de OfficeGym es la de que “la mayoría de las enfermedades comunes, serias o menores, es que son causadas directamente por la falta de ejerecicio físico”, por lo que “una mínima cantidad de ejercicio” puede ser extremadamente importante. El sitio web de este producto ofrece una serie de razones por las cuales uno debería comprar el producto. Debe quedar claro, sin embargo, que cualquier empresa que venda el producto que sea, siempre hablará maravillas de éste.

OfficeGym puede adaptarse a la mayoría de las sillas y lo hace a través de unas tiras de velcro. El equipo actual que se instala en la silla tiene dos poleas, una en cada lado, que emergen de un tubo de aluminio. Estas pueden posicionarse hacia arriba o hacia abajo, con conjuntos de ejercicios para cada posición. El rango de ejercicios que se pueden hacer con este dispositivo es impresionante. Tiene rutinas para pecho, brazos, hombros, espalda y piernas.

Por supuesto que hay otras alternativas parecidas, como la GymyGym, que parece realmente un instrumento de tortura. Una posibilidad más es simplemente caminar alrededor de la oficina, estirarse, etcétera, aunque esto no tendrá los mismos beneficios que la OfficeGym, desde luego, aunque es gratis.

El dispositivo para hacer ejercicios OfficeGym se vende por unos 193 dólares.

Referencia: OfficeGym

Desde la Red…
Comentarios