Dulces de bacterias para prevenir las caries

Es habitual que los dentistas se promuevan contra el consumo excesivo de azúcar para prevenir las caries, aunque lo cierto es que los dulces no son causantes, sino las bacterias de la superficie del diente. Pero ahora la compañía de biotecnología Organobalance ha desarrollado un dulce que disminuye la cantidad de bacterias dañinas como medida para la prevención de caries.

La superficie de nuestros dientes están repletas de millones de bacterias, que generan ácido tras las comidas, atacando el esmalte. Si esto no se controla mediante una limpieza regular, estos microbios logran excavar un agujero, o cavidad que un dentista debe horadar y rellenar. Un grupo de bacterias, conocido como mutans streptococci, es el sospechoso habitual.

Los investigadores ya conocían una cepa de bacterias “buenas”, llamadas Lactobacillus paracasei, que pueden encontrarse en la leche fermentada, y que puede unirse al mutans streptococci en la saliva reduciendo su cantidad.

Por lo que para probar si L. paracasei podría ayudar a prevenir las caries en las personas, se utilizó un dulce que contuviera muestras muertas por calor de las bacterias. Entonces probaron el dulce en un grupo de 60 voluntarios. Donde 20 de ellos comía caramelos con un miligramo de L. paracasei, otros 20 comía caramelos con dos miligramos y los restantes 20 comían caramelos que sabía lo mismo, pero no contenía bacterias.

Cada uno de los sujetos comieron cinco caramelos durante un período de uno y medio días. Al final del experimento, los voluntarios que habían comido los caramelos con bacterias tenían niveles significativamente más bajos de estreptococos mutans en la saliva que habían tenido el día anterior. Los sujetos que consumían dulces con dos miligramos de bacterias experimentaron una reducción en los niveles de estreptococos mutans después de comer el primer caramelo.

Los investigadores señalan que mediante el uso de bacterias muertas, fueron capaces de evitar los problemas que las bacterias vivas podrían haber causado ya que matar a la L. paracasei no destruye el azúcar que se une con estreptococos mutans. Esto hace que sea una mejor opción para la prevención de caries que otros probióticos.

Estas pastillas de menta con bacterias muertas se concentran en mutans streptococci cuando se mascan, al igual que un cepillado desaloja las bacterias del diente, refieren los autores.

Parece prometedor, pero David Beighton, microbiólogo oral en el King’s College de Londres, y editor de la revista Caries Research, afirma no estar convencido. Según él, un complejo sistema de bacterias crean las caries. Es posible que una bacteria probiótica, combinada con una pasta de dientes con fluoruro, pueda reducirlas. Pero los investigadores necesitarían miles de personas durante dos años para demostrar su efectividad en una población concreta, según Beighton.

Referencia: Springer

 

Enlaces Patrocinados
Comentarios