Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Hoy día enfrento el siguiente problema: Tengo una computadora, la cual he usado por unos dos años, quizás un poco más. Es un dual core de AMD y la verdad que ha dado un buen servicio. La computadora es “hechiza“, es decir, la armé comprando el disco duro, la memoria y el gabinete en la venerable calle República del Salvador. Sin embargo, hace unos meses me hice de un equipo mucho más poderoso: una máquina con seis núcleos, sí, seís. “El Monstruo” como le llamo yo, va a ser usada para una serie de trabajos que requieren de más “galleta” en cómputo porque por alguna razón, la necesidad de manejar cada vez más datos me está rebasando.

Pues bien, ¿cómo poder usar las dos computadoras sin necesidad de usar dos pantallas, dos teclados e incluso, dos ratones? Muy fácil, con un aparatito (estrictamente un switcher), que es una especie de interruptor, en donde uno puede decirle al switcher qué máquina quiero usar, y a través de ella están conectadas ambas computadoras -aunque solamente tiene conectores para un ratón, para un teclado y para una pantalla (hay modelos que incluso incluyen la conexión a las bocinas externas).

Cuando me hice de este simpático switcher, pensé que habría un botón que cambiaba de una computadora a otra, pero no. De alguna manera a través del teclado, oprimiendo dos veces la tecla izquierda de “ctrl” ráapidamente, el sistema va de una computadora a otra y entonces el teclado, la pantalla y monitor le hacen caso a una u otra máquina.

El costo de este switcher es de más o menos de 350 pesos. Puede quizás hallarlo en el centro de la ciudad de México o en algunas tiendas donde vendan sistemas de cómputo y accesorios. Pídalo como 2-port mini KVM Switch. El que yo tengo lo produce Intellinet-network.

Desde la Red…
Comentarios