Vivir sin respirar

Los científicos del Hospital de Niños de Boston ha diseñado unas micropartículas que al ser inyectadas directamente en el torrente sanguíneo oxigenan la sangre rápidamente sin la necesidad de la respiración del paciente, otorgándoles entre 15 y 30 minutos vida extra para que los médicos puedan estabilizar y resucitar a los pacientes.

Las micropartículas constan de una sola capa de lípidos (moléculas grasas) que rodean una pequeña bolsa con oxígeno, las cuales se aplican en una solución líquida. John Kheir, MD, del Departamento de Cardiología del Hospital de Niños de Boston, y sus colegas probaron esta infusión de micropartículas en animales con bajos niveles de oxígeno en sangre, logrando que la saturación de oxígeno se restableciera a niveles casi normales en cuestión de segundos, durante 15 minutos sin un solo aliento, con lo que logran la reducción de la incidencia de paro cardíaco y lesiones a otros órganos.

“Con el tiempo, esto podría ser almacenado en jeringas en todos los carritos de código rojo de todo hospital, ambulancia o transporte para ayudar a estabilizar a los pacientes que tienen dificultad para respirar. El esfuerzo era verdaderamente multidisciplinario, requirió de ingenieros químicos, científicos de partículas y médicos para conseguir la mezcla a la perfección.” dice Kheir.

Kheir también señala que las partículas son diferentes de los sustitutos de la sangre, que transportan oxígeno, pues no son útiles cuando los pulmones no son capaces de oxigenar. En cambio, las micropartículas se han diseñado para situaciones en las que los pulmones están totalmente incapacitados.

Kheir comenzó a investigar la idea de oxígeno inyectable en 2006, después de cuidar a una niña que sufrió una grave lesión cerebral como resultado de una neumonía grave que causó una hemorragia en los pulmones haciendo que los niveles de oxígeno cayeran extremadamente bajos hasta cobrar la vida de la pequeña.

Las posibilidades con este tipo de intervenciones son inimaginables desde las áreas médicas hasta la aeroespacial, dando un increíble avance que hasta ahora parecería de ciencia ficción. Este es un primer paso hacia el elixir de la vida en una botella que por el momento es de unos minutos.

Referencia: Science

Enlaces Patrocinados
Comentarios