Una cámara que usa técnicas de inteligencia artificial para reconocer el género de las personas podría ser usado para un sinfín de aplicaciones en investigación de mercados, anuncios o simplemente para bosquejar más precisamente la interacción del usuario, dependiendo de su género.

Un equipo español del Grupo de Inteligencia Computacional, de la Universidad Poltécnica de Madrid, ha desarrollado un sistema que analiza una señal de video en tiempo real y calcula el género de los rostros mostrados en las imágenes. El grupo además, ha obtenido una patente española por la invención de esta técnica.

El dispositivo consiste en una video cámara que permite a un detector de rostros capturar una imagen definida de la cara, de 25×25 pixeles. Se aplica entonces una mascarilla para remover el fondo y la imagen se pasa a un clasificador que saca como resultado el género de la persona. Es interesante hacer notar que esto parece ser una prueba que una imagen de 25×25 pixeles (625 pixeles en total), puede contener suficiente información para determinar el género.

El algoritmo es también interesante porque además demuestra que una técnica vieja y fundamental del reconocimiento de patrones, el análisis lineal discriminante es tan bueno como los que se usan ahora, como el de las máquinas vectoriales, claro, si se usa correcta y más eficientemente.

El grupo de investigación está trabajando también en la extensión de su algoritmo para reconocer expresiones faciales.

Se ha sugerido que este dispositivo podría ser construido para medir las audiencias en televisión o espectáculos, obteniendo información demográfica sobre los espectadores. El nuevo dispositivo es también útil para conducir investigación de mercados en malls, tiendas, bancos y otros negocios que usan cámaras para contar personas y extraer información demográfica.

Otra aplicación sugerida son los quioscos interactivos, con un vendedor virtual y un dispositrivo que automáticamente extrae información del usuario, como el género de la persona, para así mejorar la interacción hombre-máquina.

Fuente: CIG

Participa en nuestra encuesta:
Enlaces Patrocinados
Comentarios