curita__tira_adhesiva_sanitaria__psd_by_gianferdinand-d4xllfy

Investigadores de la Universidad de Drexel, Filadelfia han desarrollado un nuevo método para el tratamiento de las heridas crónicas con un nuevo aplicador de ultrasonidos que se puede usar como un curita. Este fue probado en heridas de ulcerosas venosas, sometiéndolas directamente a ultrasonidos de baja intensidad y baja frecuencia, acelerando su curación.

Las úlceras venosas son causadas cuando las válvulas en las venas tienen un mal funcionamiento, haciendo que la sangre se acumule en las piernas en vez de volver al corazón, o también llamada estasis venosa. Las úlceras venosas representan el 80% de todas las heridas crónicas se encuentran en las extremidades inferiores, cifra que se espera aumente a medida que las tasas de obesidad vayan ascenso.

El tratamiento estándar para las úlceras venosas implica el control de la inflamación, el cuidado de la herida para mantenerla húmeda, evitar la infección con curaciones y medicamentos y terapia de compresión, pero a pesar de estas medidas, las heridas suelen tomar meses y en ocasiones años para sanar.

76yughjdf

En el estudio los investigadores utilizaron el parche a diferentes frecuencias ultrasónicas y duración, a 15 minutos de 20 kHz, a 45 minutos de 20 kHz, 15 minutos a 100 kHz y 15 minutos con placebo. Sorprendentemente el grupo que recibió 15 minutos de 20 kHz ultrasonido mostró la mayor mejora, mostrando una reducción neta en el tamaño de la herida después de sólo cuatro semanas. Por el contrario, los pacientes que no recibieron tratamiento con ultrasonido tuvieron un aumento promedio de tamaño de la herida durante el mismo período de tiempo.

nibib-01_l2

“Nos sorprendió que el grupo que recibió 45 minutos de tratamiento no alcanzó los mismos beneficios que el grupo de 15 minutos, pero a veces nos enteramos de que más no siempre es mejor”, dijo el Dr. Joshua Samuels autor principal del estudio.

Los hallazgos clínicos del equipo posteriormente fueron corroborados por estudios in vitro con fibroblastos de ratón, células que desempeñan un papel activo en la curación de heridas, experimentado en promedio un aumento del 32% en el metabolismo celular y un aumento del 40% en la proliferación celular.

Los investigadores comentaron que uno de los mayores desafíos del estudio fue diseñar y crear un aparato de ultrasonido a pilas que fuera portable, por lo que tuvieron que diseñar un transductor que produjera los niveles de energía médicamente relevantes mediante una tensión mínima.

El parche resultante pesa sólo 100 gramos y usa dos baterías de iones de litio que son totalmente recargables, con la opción de que puede ser utilizado sin tener que quitarse los calcetines o vendajes.

Sin duda una gran promesa en la tecnología de cicatrización especialmente para heridas crónicas, ahora los investigadores esperan que es otros tipos de heridas crónicas tales como las de la diabetes o las úlceras por presión también puedan beneficiarse con este método.

Referencia: NIH

Enlaces Patrocinados
Comentarios