Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Glowing_Brain.horizontal

Científicos de la Universidad de Brown han desarrollado un método accesible para hacer “mini-cerebros”, una esfera de tejido del sistema nervioso central que es funcional. Un avance podría proporcionar un banco de pruebas en 3D de bajo costo y fácil de hacer para la investigación biomédica.

Los mini cerebros no realizan ninguna reflexión, pero producen señales eléctricas y forman sus propias conexiones neuronales o sinapsis, lo que las convierte en bancos de pruebas fácilmente fabricables para la investigación en neurociencias. Sólo con una pequeña muestra de tejido vivo de un solo roedor pueden hacerse miles de mini-cerebros.

“Creemos que es una manera de tener un mejor modelo in vitro que pueda reducir el uso de animales”, dijo Molly Boutin, co-autora de la investigación. “Una gran parte del trabajo que se hace en este momento está en dos dimensiones, pero esta es una alternativa mucho más relevante para el apartado in vivo”.

Los mini-cerebros, de alrededor de un tercio de milímetro de diámetro, no son los primeros o los más sofisticados cultivos de células de sistema nervioso central que funcionan, reconocen los investigadores, pero requiere menos pasos fabricarlos y utilizan materiales más fácilmente disponibles.

8347814-13079945

“Los materiales son fáciles de conseguir y los mini-cerebros son fáciles de hacer. Las esferas de tejido cerebral comienzan a formarse en el plazo de un día desde que los cultivos se siembran y forman complejas redes neuronales 3D en unas dos o tres semanas”.

Lo destacado es que el costo aproximado de cada nuevo mini-cerebro es del orden de 25 centavos. “Sabíamos que era un sistema de rendimiento relativamente alto, pero incluso nosotros nos sorprendimos del bajo coste cuando lo calculamos”, dijo Diane Hoffman-Kim, co-autora.

Las propiedades destacadas de los mini-cerebros son que contienen diversos tipos de células, tanto neuronas inhibidoras como excitadoras y diversas variedades de células neuronales de apoyo esenciales llamadas células gliales. Además de que son capaces de formar conexiones sinápticas, produciendo redes complejas, logrando vivir por lo menos durante un mes.

Hoffman-Kim espera que los mini-cerebros puedan proliferar en muchos laboratorios diferentes, incluyendo los de investigadores que se planteen cuestiones sobre el tejido neuronal, pero no necesariamente tengan el grado de equipamiento de cultivos celulares y neurociencia que requieren otros métodos.

“Creemos que no haría falta equiparse con una instalación de microelectrónica, ni hacer disecciones de embriones con el fin de generar un modelo in vitro de cerebro”, finalizo.

Referencia: Tissue Engineering

Desde la Red…
Comentarios