Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Roach

Investigadores de la North Carolina State University han desarrollado una técnica que utiliza una interfaz electrónica para controlar de forma remota a las cucarachas.

“Nuestro objetivo era determinar si se podría crear una interfaz biológica inalámbrica con cucarachas, ya que estas son ágiles y capaces de infiltrarse en espacios pequeños”, dice Alper Bozkurt, profesor asistente de ingeniería eléctrica en NC State. “En definitiva, creemos que esto nos permitirá crear una red móvil con sensores inteligentes utilizando a las cucarachas para recoger y transmitir información, como por ejemplo la búsqueda de sobrevivientes en edificios destruidos en terremotos.

“Hemos decidido utilizar las cucarachas en lugar de robots como diseño ya que crear robots a esa escala es por demás exigente y también por que las cucarachas son expertos en sobrevivir a los ambientes más hotiles”, agregó.

Pero no se pueden poner sensores en una cucaracha. Los investigadores necesitaron encontrar una manera efectiva y segura eléctricamente para controlar las cucarachas. La nueva técnica desarrollada por el equipo Bozkurt funciona mediante la incorporación de chips con un receptor inalámbrico y un transmisor colocado en cada cucaracha (cucarachas silbantes de Madagascar). La pequeña mochila pesar 0,7 gramos.

El microcontrolador está conectado a las antenas y cercos de la cucaracha que son los órganos sensoriales en el abdomen de la cucaracha, que normalmente se utilizan para detectar el movimiento en el aire y alertar de posibles depredadores.

Los investigadores fueron capaces de dirigir con precisión las cucarachas a lo largo de una línea curva. Utilizaron los cables conectados a la cercos para estimular a la cucaracha en movimiento haciéndola pensar que algo la está asechando detrás provocando que se mueve hacia adelante. Los cables conectados a las antenas sirven como riendas electrónicas, que producen pequeñas descargas en el tejido neural de la cucaracha.

Fuente: Ibionics

 

Desde la Red…
Comentarios