Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

ear bionic

Los científicos de la Universidad de Princeton utilizan herramientas de impresión 3D para crear un oído biónico funcional que puede oír frecuencias más allá de la gama de la capacidad humana normal, un experimento diseñado para estudiar un medio eficiente y versátil para combinar la electrónica con los tejidos.

La realización del oído inicio con la ingeniería de tejidos estándar que implica la siembra de células, en este caso de cartílago de ternero para formar el andamio de la oreja por medio de la impresión 3D, que utiliza el diseño asistido por computadora para concebir los objetos como matrices en rodajas finas. La impresora luego deposita capas de una variedad de materiales que van desde plástico a células para construir un producto terminado. En este caso combinaron la matriz de hidrogel y nanoparticulas de plata para formar la antena.

La técnica permitió a los investigadores combinar la electrónica de la antena con el tejido dentro de la compleja topología de un oído humano.

“La fabricación abre nuevas maneras de pensar acerca de la integración de la electrónica con los tejidos biológicos y hace posible la creación de verdaderos órganos biónicos en forma y función. Puede ser posible integrar sensores en una variedad de tejidos biológicos, por ejemplo, para supervisar la tensión en menisco de la rodilla de un paciente”, dijo Manu Mannoor, un estudiante graduado de Princeton y autor principal del estudio.

“Anteriormente, los investigadores han sugerido algunas estrategias para adaptar la electrónica con materiales biologicos, algo que normalmente ocurre entre un plano 2D de la electrónica. Sin embargo, nuestro trabajo sugiere un nuevo enfoque. Ya que permite construir y hacer crecer la biología con la electrónica de forma sinérgica y en un formato entrelazado por el 3D “, dijo Michael McAlpine, profesor asistente de ingeniería mecánica y aeroespacial en Princeton.

La creación de órganos con las impresoras 3D es un avance reciente, varios grupos han reportado el uso de la tecnología para este fin en los últimos meses. Pero esta es la primera vez que los investigadores han demostrado que la impresión 3D es una estrategia conveniente para entrelazar el tejido con la electrónica y que, incluso, pueda mejorar las capacidades normales de los órganos originales. Y si bien, este tipo de tecnología no está lista para ser usada en pacientes, eventualmente podrían ser usados para mejorar e incluso restablecer la audición de manera completa.

Según los investigadores, este método deja la puerta abierta para que algún día se puedan producir partes de todo el cuerpo en una simple impresora 3D. Aunque para ello falten años de desarrollo.

Referencia: Nano Letters

 

Participa en nuestra encuesta:
Desde la Red…
Comentarios