La empresa Cray, que se dedica a supercómputo, reveló su nueva máquina, la XC30, capaz de desarrollar computación de alto desempeño (High Performance Computing – HPC), la cual puede tener cargas de trabajo de más de 100 petaflops (un flop es una operación de punto flotante). Originalmente bautizada como “Cascada”, el sistema se basa en procesadores Intel Xeon y Aries interconectados con el entorno integrado de software de Cray.

Siendo más específicos, la XC30 basa su desempeño en la familia de procesadores Intel Xeon E5-2600, que tienen la capacidad de escalar hasta a un millón de núcleos por sistema. Cray dice que la XC30 tiene la habilidad de utilizar una amplia variedad de tipos de procesadores; una futura versión de esta plataforma podrá aparentemente usar el procesador Intel Xeon Phi y los GPUs de la tarjeta Nvidia Tesla, basados en la arquitectura de cómputo de GPUs llamada Képler. Para enfriar todos estos procesadores, a todo esto, se usa un sistema transversal de aire.

Del lado del software, el ambiente Linux Cray soporta una variedad de aplicaciones de vendedores independientes de software (ISV – Independent software vendor). Cray trabajó con los sistemas DARPA de alta productividad en cómputo  para diseñar y construir la XC30.

Ya algunos centros de supercómputo han firmado contratos para comprar el nuevo sistema, entre los que se incluyen el Centro Nacional Suizo de Supercómputo (CSCS) en Lugano, Suiza, y el Centro Académico para la Computación y Estudios de los Medios (AACMS) en la Universidad de Kyoto. El sistema estará disponible a partir del primer cuarto del 2013.

La Cray XC30 no es la única supercomputadora que tiene el registro de 100 petaflops. El Centro de Supercomputación Guangzhou, de China, anunció el desarrollo de la supercomputadora Tianhe-2 capaz de ejecutar 100 petaflops, pero este sistema no estará listo hasta el 2015.

El gobierno chino quiere una supercomputadora que exceda 1 exaflop, es decir, 1000 petaflops (que son 1000 teraflops), para el 2018. Pero enfrenta una competencia significativa en el espacio del alto desempeño: uno de sus archirrivales políticos, la India, está desarrollando la construcción de la supercomputadora más poderosa del mundo, para el 2017. Los Estados Unidos, mientras tanto, usan la computadora que se considera hoy por hoy, como la más poderosa del planeta, llamada “Sequoia”.

Dicha máquina está en el Departamento de Energía del Laboratorio Nacional de Livermore, en California. Sequoia usa chips de 16 núcleos de 1.6 GHz POWER BQC, los mismos que usa la supercomputadora Mira (del mismo departamento de Energía mencionado) en el Laboratorio Nacional de Argonne. Se utiliza Sequoia para simular pruebas de armas nucleares, específicamente cómo los materiales reaccionarán a presiones y calor extremos.

La empresa Cray, que incluso ha dotado a la UNAM de supercomputadoras, enfrenta también una significativa competencia en la fabricación de superequipos de cómputo. Cray solamente produce el 5.4% de los sistemas entre las 500 supercomputadoras más poderosas del mundo, comparado con IBM que tiene un 42.6% y HP, este último con 27.6%.

Referencias:

Slashdot

Participa en nuestra encuesta:
Enlaces Patrocinados
Comentarios