Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Planet Hunters es un proyecto colaborativo de la Universidad de Yale y el portal de recursos científicos y educativos Zooniverse, que permite a que cualquier voluntario contribuya a analizar manualmente los datos provenientes de la misión Kepler de la NASA, mediante un sencillo interfaz gráfico. El objetivo es estudiar miles de estrellas buscando patrones de tránsito planetario en sus curvas de brillo.

Con un sencillo tutorial, puedes ponerte en marcha en tan solo unos minutos. Cada conjunto de datos es analizado por muchos voluntarios, de tal manera que los posibles candidatos a planetas extrasolares sufren una criba previa por la comunidad antes de ser comprobados por los expertos. Por supuesto, si contribuyes al descubrimiento de un canditato, tendrás el honor de que tu nick figure en el hallazgo.

El tutorial está en inglés, pero merece la pena el esfuerzo para sentirse como un pequeño explorador espacial.

Recientemente, un equipo de astrónomos de la Universidad de Yale ha anunciado el descubrimiento de los dos primeros exoplanetas potenciales descubiertos por usuarios de Planet Hunters.

Los planetas candidatos orbitan alrededor de sus estrellas con períodos que van desde 10 días a 50, mucho menos que los 365 días que tarda la Tierra en dar una vuelta completa en torno al Sol, y tienen diámetros que varían en tamaño desde dos veces y media hasta ocho veces el diámetro de la Tierra.

Entre los impulsores de Planet Hunters figuran los astrónomos Kevin Schawinski, Debra Fischer y Meg Schwamb, de la Universidad de Yale.

Debido a la gran cantidad de datos que ahora están disponibles gracias a la misión Kepler, los astrónomos recurren a los ordenadores para que estos les ayuden a ordenar los datos y a identificar posibles planetas. Pero los ordenadores sólo son buenos para encontrar las cosas específicas que se les enseña a buscar, mientras que el cerebro humano tiene la capacidad de reconocer patrones inesperados, e inmediatamente detectar lo que es extraño o único, mucho mejor de lo que podemos enseñarles hacer a las máquinas.

Cuando los usuarios de Planet Hunters inician una sesión en la web del proyecto, se les pide que respondan a una serie de preguntas simples sobre una de las curvas de luz de las estrellas (un gráfico que muestra la cantidad de luz emitida por la estrella a lo largo de un periodo de tiempo) para ayudar a los astrónomos de la Universidad de Yale a determinar si en el gráfico aparece una atenuación repetitiva de la luz, que indicaría la presencia de un posible exoplaneta.

La búsqueda de planetas es la búsqueda de la vida, y al menos para la vida tal como la conocemos, esa búsqueda empieza por tratar de hallar un planeta similar a la Tierra.

Desde la Red…
Comentarios