smartphone cytometer microscope

Hace unas semanas mostramos como modificaban un iPhone usándolo como microscopio para el diagnóstico de parasitosis. Ahora científicos de la UCLA han desarrollado un microscopio fluorescente para utilizarlo como un citómetro de flujo, lo que podría ser especialmente ventajoso en para países en vías de desarrollo, permitiéndoles realizar un diagnósticos más precisos, como por ejemplo para identificar agentes patógenos o para realizar el conteo de linfocitos T CD4 en pacientes VIH positivos.

La citometría de flujo es una tecnología biofísca basada en la utilización de luz láser, empleada en el recuento y clasificación de células según sus características morfológicas, presencia de biomarcadores, y en la ingeniería de proteínas. Se utiliza de forma rutinaria en el diagnóstico de infecciones, cánceres y en la evaluación de la progresión del SIDA.

Actualmente los citómetros de flujo son artilugios grandes y voluminosos que cuestan decenas de miles de dólares, lo que los hace  de difícil adquisición y manejo para el cuidado de la salud en el campo o en otros entornos donde los recursos son limitados.

“En este trabajo, hemos desarrollado un teléfono celular como un dispositivo basado en citometría de imagen con un diseño óptico muy simple, que es muy rentable y fácil de operar”, dijo Zhu Hongying, ingeniero postdoctoral en el Laboratorio de biofotónica y co-autor de la investigación. “Tiene un gran potencial para ser utilizado en entornos con recursos limitados regiones para ayudar a la gente allí mejorar la calidad de su atención médica”.

smartphone microscopio

El dispositivo además del smartphone incluye una lente simple, un filtro de plástico, dos LEDs y un par de baterías simples con un costo total de aproximadamente 50 pesos.

La base de esta tecnología es que una lente colocada entre la muestra de interés y la unidad de la cámara del teléfono recoge la señal fluorescente. Los LEDs excitan la proteína fluorescente y un filtro de plástico simple rechaza la luz de excitación dispersa, creando así un fondo de campo oscuro necesario para la visualización de imágenes fluorescentes. El fluido de muestra se entrega continuamente a través de un canal microfluídico a través de una bomba de por medio de una jeringa desechable, entonces, usando el modo de vídeo del teléfono, es posible grabar el movimiento de la muestra fluorescente, por ejemplo células de la sangre que han sido marcadas con un marcador fluorescente como para contarlas.

Con el fin de demostrar la prueba del concepto para la nueva plataforma, el equipo utilizó el dispositivo para medir la densidad de las células blancas de la sangre que es una prueba rutinaria para el diagnóstico para diversas enfermedades e infecciones, incluyendo leucemia, VIH y deficiencias de la médula ósea.

Referencia: Jove

 

Enlaces Patrocinados
Comentarios