Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

No está muy claro quién o qué causa el calentamiento global en la Tierra. Lo que sí parece ser un hecho es que la temperatura del planeta está incrementándose. Este último argumento ha sido usado y manipulado por todos aquellos que se sienten ecologistas o defensores del planeta Tierra y que además, solamente pueden ver a los seres humanos como depredadores (a excepción de ellos mismos, desde luego). El asunto es que la NASA acaba de presentar información que bien podría poner un poco de orden en tanto alarmismo con respecto a este tema.

Los datos de los satélites de la NASA, de los años 2000 a 2011, muestran que la atmósfera de la Tierra permite que se disipe más calor al espacio que los modelos alarmistas por computadora han predicho, de acuerdo a un nuevo estudio aparecido en la publicación científica Remote Sensing. El estudio indica que el calentamiento global para el futuro será mucho menor que lo que los modelos han predicho con las computadoras de las Naciones Unidas, y da soporte al hecho de que un incremento en el bióxido de carbono atrapa menos calor que lo que los alarmistas han dicho y asumido reiteradas veces.

Uno de los coautores del estudio, el Dr. Roy Spencer, científico investigador de la Universidad de Alabama en Huntsvulle, y además, líder del equipo norteamericano para el radiómetro avanzado de escaneo de microondas que orbita en el satélite de la NASA Aqua, reporta que los datos del satélite Terra de la NASA contradice las reiteradas conclusiones alimentadas por los modelos actuales en las computadoras sobre el calentamiento global. “Las observaciones del satélite sugieren que hay mucha más energía que se pierde al espacio  durante y después del calentamiento que lo que nos muestran los modelos del clima“, dijo Spencer el 26 de julio en un comunicado a la prensa por parte de la Universidad de Alabama. “Hay una gran discrepancia entre los datos y las prediciones, la cual es especialmente grande sobre los océanos“, indicó.

Además de hallar que menos calor se atrapa, contradiciendo a todos los modelos de computación alarmistas, los datos del satélite de la NASA muestran que la atmósfera cede calor en el espacio mucho antes que lo que los modelos de las Naciones Unidas predicen. Estos nuevos descubrimientos son de extrema importancia y podrían alterar dramáticamente el debate sobre el calentamiento global.

Los científicos, en ambos lados del debate mencionado, están de acuerdo en general sobre cuánto calor es atrapado directamente por las emisiones humanas de dióxido de carbono (la respuesta es “no mucho“). Sin embargo, el punto más importante del problema del calentamiento global es si las emisiones de dióxido de carbono podrán atrapar mucho más calor, causando un gran incremento en la humedad de la atmósfera y en las nubes. Los modelos de cómputo alarmistas asumen que las emisiones humanas del dióxido de carbono causan de forma indirecta un incremento sustancial en la humedad de la atmósfera y en las nubes (las cuales son muy efectivas para atrapar el calor), pero los datos reales han mostrado que las emisiones del dióxido de carbono no están causando la humedad en la atmósfera y en las nubes que los modelos actuales predicen. Los datos del nuevo satélite de la NASA, Terra, son consistentes a largo plazo además.

Fuente: Yahoo!

Desde la Red…
Comentarios