Stock

Científicos de la Universidad de Toronto han desarrollado un nuevo tipo de células solares que se pueden aplicar en forma de aerosol sobre superficies irregulares; se trata de minúsculos materiales sensibles a la luz conocidos como puntos cuánticos coloidales (CQD, colloidal quantum dots), un paso más hacia la fabricación de células solares baratas y eficientes.

“Mi sueño es que un día vengan a tu casa dos técnicos con sus mochilas ‘Cazafantasmas’ y rocíe su techo”, dijo Illan Kramer, becario postdoctoral y co-autor de la investigación.

Los CQD de sensibilidad solar se imprimen en una película flexible que podría utilizarse para cubrir todo tipo de superficies, desde muebles de patio hasta las alas de un avión. Una superficie del tamaño del techo de tu coche envuelto con una película de CQD produciría energía suficiente para alimentar tres bombillas de 100 vatios ó 24 fluorescentes.

El sistema es llamado sprayLD debido al proceso de fabricación llamado ALD, una abreviatura para la deposición de capas atómicas, en las cuales los materiales son depositados simultáneamente sobre una superficie con un átomo de grosor.

IllanKramer600

Illan Kramer

Hasta ahora, sólo era posible incorporar los CQD sensibles a la luz en las superficies mediante un proceso por lotes, un ineficiente enfoque de cadena de montaje, lento y caro, para el revestimiento químico. El SprayLD bombardea un líquido que contiene CQD directamente sobre las superficies flexibles, como puede ser una película o plástico, es como imprimir un periódico mediante la aplicación de tinta sobre un rollo de papel. Este método de recubrimiento rollo a rollo permite incorporar células solares en los procesos de fabricación existentes de manera mucho más simple sin pérdida de la eficiencia de la célula solar.

Kramer construyó su dispositivo sprayLD usando partes que son fácilmente disponibles y bastante asequibles, se hizo de una boquilla de pulverización utilizada en las fábricas para enfriar el acero con una fina niebla de agua, y unos pinceles reguladores de aire en una tienda de arte.

“Esto es algo que se puede construir casi de manera casera, que es básicamente cómo lo hicimos”, señaló Kramer.

“A medida que la tecnología solar de punto cuántico avanza rápidamente en su rendimiento, es importante para determinar la forma de escalarlo, y hacer manufacturables este nuevo tipo de tecnologías solares“, dijo el profesor Ted Sargent, investigador en la Facultad de Ciencias Aplicadas e Ingeniería en la Universidad de Toronto. “Nos quedamos encantados cuando este proceso de recubrimiento por pulverización, tan atractivamente manufacturable, llevó a su vez a los dispositivos a un rendimiento superior mostrando un mejor control y pureza”.

Referencia: Universidad de Toronto

Participa en nuestra encuesta:
Enlaces Patrocinados
Comentarios