shark-cam

Los tiburones son para muchas personas peces absolutamente fascinantes. Uno de los depredadores más peligrosos del mar nos muestra ahora parte de su vida en los océanos a través de cámaras de video, fijadas a sus aletas. El experimento es sin duda notable y dará mucha información relevante al respecto de lo que son estos peces y así ponerlos en su justa proporción, entendiendo mejor sus hábitos, sus costumbres, su modo de vida y su real peligrosidad.

En las conferencias del 2014 de las ciencias oceánicas, llevadas a cabo en Honolulu, biólogos marinos de la Universidad de Hawaii y la Universidad de Tokio, presentaron sus hallazgos sobre los hábitos de los tiburones en su medio ambiente natural. A más de 30 tipos de tiburones se les pusieron cámaras en sus aletas laterales, las cuales además tenían sensores y transmisores de imágenes de video. “Los instrumentos son como las cajas negras de los aviones, pero para tiburones”, indicó Carl Meyer, un investigador asistente del Instituto de Biología Marina de Hawaii. “Nos permite cuantificar una variedad de diferentes cosas que no habíamos podido antes medir”, indicó.

Los tiburones eventualmente perdieron los instrumentos de sus aletas, los cuales se recuperaron monitoreando los transmisores. Los datos revelados por los videos mostraron que los tiburones viajan en formaciones cerradas con otras especies tal vez como una estrategia de protección. Los tiburones de aguas profunda tienden a nadar en cámara lenta, comparados con las especies de que nadan en aguas más superficiales. Los científicos también hallaron que los tiburones usan muchas veces un movimiento de natación poderoso, mucho más frecuentemente que planeando en las aguas, cosa que se creía hacían siempre.

El siguiente paso es dar un paquete de instrumentos que pueda ser tragado por los tiburones y otros depredadores océanicos para así ver las dietas de estos peces. “Todo esto se trata de hallar un entendimiento más profundo de los tiburones y su rol ecológico en el océano, lo cual es importante para la salud de los océanos y por extensión, de nosotros mismos”, dijo Meyer.

Referencias:

NBC News

Enlaces Patrocinados
Comentarios