Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

piedra-papel-tijeras
Si vamos a las probabilidades más simples, ganar en el juego de piedra, papel o tijeras, estamos hablando de 1/3 de posibilidades, vamos, una de tres. Pero las personas no juegan al azar. Siguen patrones escondidos que pueden ser predecibles para así ganar más juegos de los que dicta la probabilidad. Bueno, eso es lo que indica un estudio. Se ha encontrado que los ganadores tienden a mantener la acción ganadora, mientras que los perdedores buscan cambiar de elección en el popular jugeo infantil de piedra, papel o tijeras. Anticipar estas jugadas pueden ayudar a obtener una ventaja ganadora, dicen los científicos.

Esta nueva estrategia parece dar más dividendos a los jugadores, indica Zhijian Wang, de la Universidad Zhejian, en China, de acuerdo con su artículo publicado en el servidor Arvix. La estrategia se reveló en un torneo masivo de piedra, papel o tijeras, que se celebró en dicha universidad. Los científicos recrutaron a 360 estudiantes y los dividieron en grupos de seis. Cada competidor jugó 300 rondas de piedra, papel o tijeras contra los otros miembros de su grupo. Como incentivo, a los ganadores se les pagaba, en proporción de su número de victorias.

Para jugar de manera inteligente, la teoría clásica de juegos sugiere que los jugadores hagan azarosa totalmente su elección, para así mantenerse impredecible y así no ser anticipado por el oponente. El patrón, donde ambos jugadores seleccionan piedra, papel o tijeras en cada ronda, se conoce como el equilibrio de Nash. La estrategia lleva el nombre del pionero en la teoría de juegos, John Forbes Nash Jr. Y de hecho, los jugadores en el torneo chino eligieron esa acción un tercio de las veces, exactamente lo que se esperaba si sus elecciones hubiesen sido hechas al azar.

Sin embargo, un cuidadoso examen de los datos reveló a los organizadores patrones sorprendentes de comportamiento. Cuando los jugadores ganaban una ronda, tendían a repetir su elección más frecuentemente que lo que dicta el azar (uno de cada tres). Los perdedores, por su parte, después de perder con piedra, por ejemplo, era más probable que en la siguiente ronda eligieran papel. Esta estrategia “gana-se mantiene; pierde-cambia” se conoce en teoría de juegos como una respuesta condicional y podría estar integrada en el cerebro humano como una estrategia definida, coinciden los investigadores.  Así, anticiparse a este patrón podría dar más dividendos a los jugadores, concluyen los investigadores.

“El juego de piedra, papel o tijeras exhibe movimientos colectivos cíclicos que no pueden ser entendidos por el concepto del equilibrio de Nash. Cuándo la respuesta condicional se convierte en el mecanismo de decisión básico del cerebro humano o bien una consecuencia de un mecanismo neuronal fundamental, es una pregunta que habrá de revelarse en estudios futuros”, indicaron los investigadores.

Y aunque hablamos de un juego simple, parece ser un buen modelo para estudiar el comportamiento competitivo en seres humanos, en intercambio financiero, por ejemplo.

Referencias:

BBC

Desde la Red…
Comentarios