Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

No importa cuanto nos esforcemos, porque nada de todo lo que hemos hecho como humanidad en los últimos 150 años permanecerá para ser descubierto por las futuras generaciones dentro de unos miles o millones de años. La limitada perpetuidad de nuestros métodos de almacenamiento de información no podrían durar más de 50 años sin los cuidados adecuados. Sin embargo, existe una manera de preservar nuestra memoria como cultura para los seres que habiten nuestro planeta en unos cuantos miles de años. ¿Cómo? Con discos de zafiro.

Según algunos estudios llevados a cabo por la Agencia Nacional de Administración de Desechos Nucleares (ANDRA, por sus siglas en francés), la única manera en la que todos nuestros registros como civilización humana podrán ser redescubiertos en el futuro es la de almacenar información en discos de zafiro. No obstante, el problema radica en encontrar una manera en la que los humanos del futuro puedan leer, registrar y reproducir toda la información que pondremos en estas cápsulas del tiempo.

El disco en cuestión fue fabricado con este mineral debido a su dureza y alta resistencia a los rayones. El prototipo de disco tiene un diámetro de 20 centímetros y cuenta con una capa de platino quimicamente unida al zafiro que protegerá la información contenida. Cada disco tiene un costo cercano a 31 mil dólares y tiene la capacidad de albergar 40,000 páginas o imágenes. Según los investigadores del ANDRA, este disco, que aún en pruebas, podría tener una duración total de diez millones de años con su información intacta lista para su estudio por los arqueólogos del futuro.

El verdadero objetivo de esta tecnología, más que el valor histórico que podría tener, es prevenir a las futuras generaciones sobre algunos sitios donde hoy en día depositamos importantes cantidades de desechos nucleares. Este disco trabaja y registra información de manera similar a un CD o DVD casero. Esperemos que tanto los humanos, como la raza alienígena que habite esta tierra en unos millones de años cuente con la tecnología compatible para leer nuestros discos de zafiro.

Estos discos son una de las tantas ideas que la ANDRA investiga al lado de un equipo conformado por científicos, arqueólogos y antropólogos, además de otros especialistas en diferentes ramos que podrán ayudarnos a conservar nuestro acervo cultural para las generaciones próximas. Aún tenemos tiempo para encontrar una manera eficiente de guardar nuestra información y formular un mapa de nuestros basureros tóxicos, mismos que aún tienen espacio hasta el siglo siguiente. Sin embargo, el equipo se ha puesto como meta 2015 para presentar la idea que mantendrá viva nuestra memoria en los años por venir.

Referencias: GizMag Science

Desde la Red…
Comentarios