Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

foto-will-smith-en-men-in-black-3-hombres-de-negro-3-397

Uno de los gadgets de la ciencia ficción más representativos de los últimos años es, sin duda, el Neuralizador que usan Will Smith y Tommy Lee Jones en la película Hombres de Negro para borrar la memoria. Ahora, un dispositivo de este tipo está un paso más cerca de la realidad gracias a investigadores de la Universidad de California que han logrado borrar con éxito la memoria específica de los ratones mediante el uso de rayos de luz

Los neurocientíficos han creído durante mucho tiempo que en la recuperación de la memoria intervienen principalmente dos partes del cerebro, la corteza cerebral y el hipocampo. “La teoría es que el aprendizaje implica el procesamiento en la corteza y el hipocampo reproduce este patrón de actividad durante la recuperación, lo que le permite volver a experimentar el evento”, dijo Brian Wiltgen, uno de los principales investigadores, en un comunicado del estudio.

Wiltgen y sus colegas utilizaron ratones genéticamente alterados cuyas células nerviosas brillan en color verde cuando se activan para poner a prueba la teoría de que las células nerviosas específicas en el cerebro podrían ser desactivadas por la luz.

Durante la recuperación de la memoria, las células en el hipocampo se conectan a las células en la corteza cerebral. (Ilustración fotográfica por Kazumasa Tanaka y Brian Wiltgen / UC Davis)

En el experimento, los ratones fueron entrenados por recibir una descarga eléctrica leve cuando se les colocaba en una determinada jaula. A partir de entonces, cada vez que se ponía en la jaula, se paralizaban por el miedo, en lugar de vagar por ella, como normalmente lo harían.

Luego, los investigadores apagaron sus recuerdos por medio de una luz en sus cerebros usando un cable de fibra óptica. Dado que los ratones fueron modificados genéticamente, los investigadores pudieron dirigir la luz sobre las células exactas responsables de esos recuerdos en el hipocampo.

Posteriormente, cuando los ratones fueron colocados de nuevo en la jaula, ya no se paralizaban del miedo, al parecer porque no tenían ningún recuerdo de los sucesos anteriores.

Por supuesto, este experimento aún no se ha hecho en los seres humanos. Y por ahora, la luz tiene que estar conectada directamente en el cerebro a través de un cable, en lugar de como un destello de luz detectada por los ojos. Pero es un paso más cerca de hacer realidad algo que la ciencia ficción nos ha adelantado.

Referencia: Universidad de California Davis, Cell

Desde la Red…
Comentarios