Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Es un hecho que la tecnología ha llegado a terrenos inimaginables; desde fotografías de la NASA que han revelado la posible existencia de vida en otros planetas, hasta restaurantes futuristas con robots, pero lo que ahora mostraremos rebasa cualquier barrera, pues jamás hubiéramos imaginado que pronto podría existir la posibilidad de enviar sabores a través de Internet.

Aparentemente, la posibilidad de enviar mensajes instantáneos de texto pronto será cosa del pasado, pues ahora unos científicos de la Universidad de Singapur han logrado enviar un sabor a limonada a través de la red.

El grupo de investigadores diseñó un sistema completo que permite transmitir el sabor de una limonada a través de una estimulación eléctrica en la lengua del receptor.

A menos de que vivamos en una realidad alternativa, hasta el momento sabemos que la transmisión de olores y sabores es prácticamente imposible. En la actualidad, la reproducción de las características de dichos sentidos en objetos virtuales es una tarea complicada de visualizar en un terreno real, además de que la tecnología disponible carece de los medios para crear sensaciones gustativas y/u olfativas.

Sin embargo, el grupo de investigadores ha logrado resolver el problema, de forma parcial, pero con un gran paso adelante. Durante el proyecto, los científicos crearon un sistema que puede transmitir el sabor de una limonada a través de Internet. En el sistema, el emisor tiene una limonada real dentro de la cual se colocó un sensor de pH para determinar su nivel de acidez.

De igual modo, el sistema también cuenta con un sensor para calcular el color de la bebida, que también será transmitido al receptor, quien, a su vez, utilizará un jarro especial con iluminación RGB y electrodos. El receptor deberá pasar sus labios por unos electrodos que reproducen el sabor en la boca al momento de probar el contenido del jarro, cuyo contenido únicamente es de agua pura.

En pocas palabras, los científicos enviaron el sabor de una limonada con un conjunto de sensores para duplicar el sabor de la bebida y transmitirlo en un vaso lleno de agua. En realidad los sensores y luces de color son un plus para darle realismo a la bebida. Cuando el destinatario bebe el vaso, la estimulación eléctrica hará que se simule el sabor a limonada, engañando de cierta forma al cerebro.

Por el momento únicamente se ha podido lograr con limonada, pero los investigadores advirtieron que se encuentran realizando más pruebas para transmitir olores y para ampliar el catálogo de bebidas con el fin de transmitir nuevos sabores a través de la red.

Referencia: New Scientist

Participa en nuestra encuesta:
Desde la Red…
Comentarios