Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

article_13904094703

Investigadores de la Universidad de Cardiff, en Gales, Reino Unido, han identificado el proceso cerebral que puede ayudar a recuperar los recuerdos perdidos y olvidar los malos. Este hallazgo permitiría abrir el camino a nuevos medicamentos y tratamientos para personas con problemas de memoria.

Según explican los investigadores, usar esta técnica para encontrar los recuerdos puede revertir la amnesia. Así lo han demostrado en un grupo de ratas que padecían una pérdida total de la memoria.

“Investigaciones anteriores en esta zona del cerebro afirmaban que cuando se recuperaba la memoria ésta era sensible a la interferencia de otros datos, por lo que en la mayoría de casos éstos recuerdos eran completamente aniquilados. Nuestra investigación desafía este punto de vista y demuestra que no es el caso”

“Encontramos que a pesar de utilizar una técnica pensada para que el cerebro sufra una amnesia total, hemos sido capaces de demostrar que los recuerdos son fuertes y se pueden recuperar”, dijo el Dr. Kerrie Thomas, responsable de la investigación.

20120727 1

Si bien estos prometedores avances han resultado satisfactorios en ratas, el equipo espera que se pueda aplicar en seres humanos y permita la posibilidad de desarrollar tratamientos y nuevos medicamentos que ayuden a las personas que sufren trastornos de memoria.

No obstante, el doctor Thomas advierte: “Todavía estamos muy lejos de ayudar a las personas con problemas de memoria”.

Estos modelos animales no reflejan con exactitud lo que sucede en los seres humanos pero sugieren que nuestros recuerdos autobiográficos, nuestra propia historia, más bien se ven eclipsados por los nuevos recuerdos y no se pierden realmente, según científicos.

Se trata de una actividad muy interesante en términos de tratamiento de la enfermedad psiquiátrica asociada con trastornos de la memoria tales como el trastorno de estrés postraumático, la esquizofrenia o la psicosis.

“Ahora podremos diseñar nuevos fármacos o estrategias de comportamiento que pueden tratar estos problemas de memoria en el conocimiento de que no vamos a sobrescribir nuestras experiencias”, concluye Thomas.

Referencia: Nature

 

Desde la Red…
Comentarios