Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Mientras Estados Unidos prepara una misión para lanzar un Lunar Roving Vehicle (Rover) en la superficie marciana, China planea su primer viaje no tripulado a la superficie lunar para la segunda mitad de 2013. Esta misión tendrá como propósito explorar la superficie lunar y conocer más de sus misterios. Esta será la segunda vez que el hombre aluniza un objeto terrestre en este satélite natural y parece que los chinos serán los nuevos conquistadores del Sistema Solar.

La Administración Espacial Nacional China (CNSA, por sus siglas en inglés) planea lanzar el Chang’e–3, el tercer vehículo no tripulado que este país asiático manda a orbitar la luna. Sin embargo, en esta ocasión, este vehículo no sólo orbitará la superficie lunar, sino que alunizará y navegará sobre el terreno terregoso de nuestro satélite natural. La misión planeada para la segunda mitad del año siguiente tiene como misión llegar al Sinus Iridum (la Bahía de los Arcoíris) una planicie de lava basáltica a 44 grados norte de lo que se conoce como el Mar de la Lluvia. La misión durará unos tres meses.

El programa Chang’e toma prestado el nombre de la diosa china de la Luna. Su nombre poético simboliza las esperanzas que esta nación asiática tiene en su programa espacial como forma de demostrar su poderío tecnológico. El vehículo que llegará a la Luna es un pequeño Rover de seis ruedas con un peso aproximado de 120 kg. Su capacidad de carga es de 20 kg y se moverá gracias a un generador de radioisótopos termoeléctricos que le permitirá navegar por el terreno durante la noche lunar.

Este avanzado Rover también transmitirá video en tiempo real y contará con un pequeño radar de superficie cuya información será inmediatamente enviada a la estación del CNSA en la tierra. Según la Administración China, este Rover tiene tantos instrumentos de medición y análisis que se podría considerar el primer observatorio lunar en la historia.

De tener éxito esa operación, China se erguirá como el digno sucesor de la Unión Soviética como la competencia oficial de Estados Unidos y su Agencia Espacial. Con lo apresurado de este anuncio, no sorprenderá que esta nación comience a organizar planes para enviar el primer hombre a Marte. La hegemonía espacial de occidente está por derrumbarse.

Referencias: GizMag The Telegraph

Desde la Red…
Comentarios