Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

¿Qué tan genial sería el poder cargar el iPod con la  energía de la ropa? La capacidad de cargar la batería de tu celular cuando más lo necesites conectándolo a una chaqueta, un pantalón o una playera es una excelente idea ¿No? Actualmente se está desarrollando una fibra termoeléctrica conformada por nanotubos de carbón comprimidos en pequeñas fibras de plástico flexible que utiliza el calor que expide tu cuerpo para generar electricidad que garantizará que jamás te quedes desconectado.

El equipo desarrollador liderado por el estudiante, Corey Hewitt del Centro de Nanotecnología y Materiales Moleculares es el responsable de esta innovadora fibra con la cual se podrá fabricar ropa “activa”. Hewitt, considera que mucha de la energía desperdiciada en los procesos de los automóviles y otros mecanismos que expiden mucho calor, podría utilizarse para activar otros sistemas como la calefacción, el radio o el sistema de enfriamiento de algunas máquinas.

Otros importantes usos para este invento podrían venir en forma de un recubrimiento en el techo de una casa para atrapar el calor de la cocina o los mismos habitantes y reutilizarlo en caso de una falla en el suministro eléctrico o una emergencia mayor.

Hasta ahora, la tecnología termoeléctrica casera no se había podido poner a disposición del público debido a los grandes costos que su desarrollo conlleva, por lo que se necesitaron años de investigación para hacer de esta tecnología renovable, una al alcance de un consumidor promedio.

No es la primera vez que se lleva a cabo algún tipo de aprovechamiento de la actividad humana o de las máquinas para generar un abastecimiento eléctrico en una casa o una fábrica; de hecho, ha habido diferentes intentos para hacer que una persona intente bajar de peso pedaleando mientras genera energía para su televisor como el sistema K-TOR, o por otro lado, el uso de otro tipo de fibras que, por medio del roce entre ellas, genere energía estática que pueda ser aprovechada.

Aunque aún falta un gran trecho de desarrollo, el equipo de Hewitt tiene grandes esperanzas en este invento ya que, de continuar así, la próxima prenda que adquiramos, sea capaz de cargar nuestro celular con el simple hecho de ponerlo en la bolsa del pantalón. Por el momento, se está en pláticas para financiar este proyecto y que en un futuro llegue al mercado.

Fuente: Wake Forest University

Desde la Red…
Comentarios