prime-numbers

Microsoft ha lanzado el reto de los primos (Prime Challenge), en donde se le pide, a quien le interese que use el cómputo en la nube, para hallar los “primos perdidos”. Si le parece atractivo este reto, se puede tener una suscripción de prueba gratuita a Windows Azure (la nube de Microsoft), para crear así -y acceder-  a servidores virtuales.

Hay gente que ha vivido en el mundo de los números primos, uno de ellos fue Paul Erdös y otro el genio de la India, Ramanujan, del cual decían que “cada número entero era su amigo”. Hay por ejemplo un premio de 150 mil dólares, de la Electronic Frontier Foundation por descubrir el primer primo con al menos un millón de cifras, y un premio de 250 mil dólares a aquel que halle el primer primo con al menos mil millones de dígitos (un billón norteamericano y un millardo en español).

A principios de este año se halló el primo de Mersenne número 48, ganando su descubridor, Curtis Cooper, un matemático de la Universidad Central de Missouri, un premio de 3000 dólares del proyecto GIMPS, el proyecto de cómputo distribuido diseñado para cazar los números primos de Mersenne.

El nuevo reto de Microsoft no tiene premios en efectivo y no se espera que se rompa ningún récord para el primo más largo. En lugar de eso, la idea es involucrar a los interesados con el estusiasmo por buscar los “primos perdidos”. La idea es explorar las áreas en el espacio de los números que han sido ignoradas, con la esperanza de hallar muchos de los primos pérdidos. Se espera que este reto pueda dar luz a las arquitecturas y configuraciones de la nube, las cuales puedan trabajar mejor para esta clase de problemas.

En el blog del reto, se explica: “la identificación de un nuevo perimo es cada vez más difícil, pero posible para cualquiera. Cuarenta por ciento de los númetros entre uno y diez son primos, pero si progresamos en esta línea de números, empiezan a esparcerse cada vez más. Sin embargo en realidad, si vamos mucho más allá en esta línea de números, nadie sabe pues nadie se ha puesto a investigar mucho más allá. En la práctica sabemos mucho sobre la distribución de los primos y  su fórmula, más o menos general está dada por n/ln n.

El reto está abierto a equipos o individuos y el primer paso es hacerse de una suscripción gratuita de prueba, la cual cuesta unos 200 dólares nominalmente  (por 30 días), así como registrarse para el reto. Después se necesita construir y configurar los servidores que usarán los participantes Hay videos que explican cómo cumplir con todos los requisitos y pasos.

El paso 4 es empezar a descubrir números primos. Se puede hacer esto con un algoritmos propio, pero el reto da un programa para probar la primalidad, llamado Primo, desarrollado por Marcel Martin. En el siguiente video se muestra cómo usar y crear archivos de texto, con primos muy grandes, para mandarlos a la tabla de resultados.

El reto termina el 29 de marzo del 2014 y ya veremos si se produce un equivalente de la tabla de Erastóstenes o se llega a un mejor algoritmo para los primos de Mersenne. Por el momento la lista de resultados no tiene nada de espectacular perto quién sabe si de pronto salga alguien con una idea mejor y hallé un número primo perdido por ahí.

Referencia:

Reto de los números primos de Microsoft

Enlaces Patrocinados
Comentarios