Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

low-battery

Científicos de la Universidad Tecnológica de Nayang en Singapur han creado una batería de litio capaz recargarse hasta el 70% de capacidad en tan solo dos minutos. Batería que además cuenta con una vida útil de más de 20 años y aproximadamente 10.000 ciclos de carga, 20 veces más que las baterías actuales.

La novedad del proyecto reside en el material elegido para fabricar el ánodo, o polo negativo, de la batería de litio. El prototipo sustituye el grafito utilizado tradicionalmente por un gel de dióxido de titanio que permite acelerar de forma dramática la reacción química de recarga y que comúnmente es usado como aditivo alimentario o para cremas de protección solar.

Para conseguir este efecto, los investigadores encontraron una manera de alterar la forma de las partículas de dióxido de titanio (habitualmente esférica) hasta pequeños nanotubos que mejoran las propiedades químicas de material. El dióxido de titanio se encuentra de forma abundante en el entorno, es económico y no representa ningún riesgo para el ser humano.

“Con nuestra nanotecnología, los coches eléctricos podrían aumentar su gama dramáticamente con sólo cinco minutos de carga, que es a la par el tiempo necesario para bombear gasolina para los coches actuales. Igualmente importante es que ahora podemos reducir drásticamente los residuos generados por las baterías dispuestas, ya que nuestras baterías duran diez veces más tiempo que la actual generación de baterías de iones de litio”, explica Chen Xiaodong, líder del estudio.

El Profesor Chen Xiaodong

La investigación además se ha ganado las alabanzas del inventor del ánodo de grafito, Rachid Yazami: “Aunque el coste de las baterías de iones de litio se ha reducido significativamente, el mercado se está expandiendo hacia nuevas aplicaciones en la movilidad eléctrica y el almacenaje de energía”.

“Todavía hay margen de mejora, y un ámbito clave es la densidad de potencia, cuanta carga se puede almacenar en cierto espacio, que se relaciona directamente con la velocidad de carga. De forma ideal, el tiempo de carga en las baterías de los coches eléctricos debería ser menos de 15 minutos, y el ánodo nanoestructurado del profesor Chen ha demostrado conseguirlo”, agrego.

Referencia: Advanced Materials

 

Desde la Red…
Comentarios